Diario Vasco

Burgos, 14 mar (EFE).- Unos 1.800 bailarines, todos ellos alumnos de escuelas de danza, participarán desde mañana en el Dance World Cup España, que se celebra en Burgos por segundo año consecutivo.

La organizadora de esta cita, Marta Bustamante, ha explicado hoy durante su presentación que se trata de un certamen para seleccionar a cerca de 400 bailarines que participarán en el festival internacional de danza, que el año pasado acogió Alemania y este año se celebrará en Barcelona.

Bustamante ha precisado que en el certamen de Burgos, que se desarrollará hasta el próximo domingo, participarán desde niños de cinco años hasta jóvenes de 25, en agrupaciones, dúos o en solitario y en prácticamente todos los estilos de danza.

Un jurado profesional de 23 personas se encargará de la selección tras las actuaciones, que se desarrollarán de forma simultánea en los dos escenarios del Fórum Evolución.

Los miembros del jurado ofrecerán también clases magistrales durante los próximos días de esta semana.

En la presentación del certamen de danza, que antes se organizaba en Sitges (Barcelona), el alcalde de Burgos, Javier Lacalle, ha detallado que el año pasado hubo 1.200 participantes, 600 menos que este año, y que se espera que, junto con los acompañantes acudan estos días unas 6.000 personas.

Tras asegurar que se trata del congreso más importante que Burgos acoge este año, Lacalle ha destacado su impacto como "escaparate" pero también el beneficio económico, con una repercusión en la ciudad que el año pasado se valoró en un millón y medio de euros.