Diario Vasco

Madrid, 14 mar (EFECOM).- La directora del departamento de protección al consumidor del supervisor europeo del sector asegurador, EIOPA, Katja Wuertz, ha dicho hoy que lo más importante de las nuevas normas comunes que afectan al sector ya está hecho y ahora sólo hay que ponerlas en práctica.

En su intervención en el VIII Encuentro del Sector Seguros organizado por la escuela de negocios IESE, con la colaboración de EY, ha reconocido que EIOPA es consciente de que el sector tiene que aplicar muchos requisitos, pero ha insistido en que la curva regulatoria "se está aplanando".

A partir de ahora, más que normas, el organismo hará "recomendaciones", que no son de obligado cumplimiento, explicó Wuertz, aunque animó a las empresas a que sigan esas orientaciones, pues entre otras cosas facilitarán mucho "el negocio transfronterizo" de cara al futuro.

En esta línea, se refirió a las empresas tecnológicas que venden productos financieros (fintech) y aseguradores (insurtech), especialmente a estas últimas, ya que considera que ofrecen muchas oportunidades de desarrollo al sector, aunque admitió que les preocupan algunos aspectos.

Como ejemplo, citó que el hecho de que una aseguradora pueda ofrecer a cada cliente productos ajustados sólo a sus necesidades, basándose en la información obtenida con "big data", puede ayudar a abaratar las primas, pero hace más difícil comparar precios entre distintas empresas.

El enfoque de EIOPA es "equilibrado", pues quiere facilitar la innovación financiera, pero no a expensas del consumidor.

También hizo un breve recorrido por el trabajo regulatorio hecho por el organismo en los últimos años, con una mención especial a la supervisión de productos y sistemas de gobierno (POG, por sus siglas en inglés), todo un cambio cultural para las aseguradoras, que exige a la cúpula directiva de las mismas que vigilen cada paso del proceso de venta de un producto.