Diario Vasco

Buenos Aires, 14 mar (EFE).- Unas 1.500 personas participarán esta noche del operativo de seguridad para el partido de la Supercopa argentina entre Boca Juniors y River Plate que se jugará en la provincia de Mendoza ante unos 40.000 espectadores, que deberán identificarse para poder ingresar al Malvinas Argentinas.

El operativo será llevado a cabo por unos 1.000 efectivos de la policía de Mendoza, 100 de Gendarmería (policía de frontera), 60 de la policía federal y 350 de seguridad privada.

"Hoy es un día especial, se juega un partido apasionante que es otra final entre Boca y River. Lo importante es que hoy demos una demostración de cómo nos comportamos, que nada tenga que ver con la violencia, porque la violencia no conduce a nada positivo. Tenemos que convivir respetuosamente", dijo este miércoles en rueda de prensa el presidente de Argentina, Mauricio Macri.

Además, el Ministerio de Seguridad implementará esta noche un sistema de reconocimiento facial para controlar el ingreso al estadio.

Desde el 2016 los hinchas deben presentar el Documento Nacional de Identidad para ingresar a los estadios, pero en este partido habrá un doble control y se realizará también el reconocimiento facial mediante cámaras ubicadas en accesos al Malvinas Argentinas.

El encuentro comenzará a las 21:10 local (0:10 GMT del jueves) y, a diferencia de lo que ocurre en la Superliga argentina, podrán ingresar al estadio hinchas de ambos equipos y no solo los del local.