Diario Vasco

Atenas, 14 mar (EFE).- El presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, afirmó hoy en Atenas que si Europa no está preparada para ofrecer esperanza a los refugiados "ya no es Europa"

"Europa fue hecha con los valores de la dignidad humana, la justicia social y la paz. Los populistas que dicen lo contrario se equivocan y eso no es Europa", dijo el presidente luso al visitar un centro de refugiados.

En este centro de día, gestionado por jesuitas, Rebelo de Sousa tuvo la oportunidad de charlar no solo con refugiados, sino también con voluntarios portugueses que trabajan en distintos campos de Grecia.

El presidente agradeció a estos jóvenes todo el esfuerzo que están dedicando a defender la dignidad humana y a dar esperanza a estas personas.

Los voluntarios que se reunieron con él le detallaron las experiencias que están viviendo, los dramas humanos y la impotencia que sienten frente una situación en la que aquellos que han huido de la guerra no tienen perspectivas de futuro.

"La vida de estas familias está en suspenso. Llevan esperando meses y años, muchos son muy jóvenes o incluso niños que sueñan con un futuro distinto", dijo el presidente.

Además, durante su visita, Rebelo de Sousa se sorprendió al ver una pancarta que instaba a los refugiados a volver a sus países de origen colgando del balcón de una vivienda situada frente al centro de acogida.

"Me gustaría preguntarle a esta vecina que ha colgado esta sábana, ¿acaso no sufrió Grecia una guerra civil? ¿Acaso no vivió la II Guerra Mundial? ¿No podría convertirse ella misma en refugiada algún día?", dijo.

En esta segunda y última jornada de su visita oficial a Grecia, Rebelo de Sousa se desplazó esta mañana al campo de refugiados de Tebas, a unos 70 kilómetros al norte de la capital helena.

Allí se encontró, como explicó luego en Atenas, con personas de distintas nacionalidades como un joven sirio que dijo soñar con poder terminar la carrera de Derecho en Portugal.

El joven, explicó Rebelo de Sousa, le pidió ayuda para poder ir a Portugal, a lo que el presidente le respondió que haría lo que pudiera pero que no podía prometerle nada.

Como regalo de consuelo le ofreció una camiseta de Ronaldo que el joven rechazó diciendo que se lo agradecía pero que su único objetivo era estudiar en Portugal.

"Eso es tener determinación", dijo Rebelo de Sousa al respecto.

El presidente de Portugal, quien viaja acompañado por el ministro de Asuntos Exteriores, Augusto Santos Silva, y una delegación de cinco diputados de distintos partidos, comenzó su visita oficial a Grecia este miércoles, donde se reunió con el jefe de Estado griego Prokopis Pavlopulos, y con el primer ministro, Alexis Tsipras.

El presidente luso cierra esta tarde su visita con una intervención en un evento de la Organización Europea de Derecho Público (EPLO).