Diario Vasco

Madrid, 14 mar (EFE).- La protección del internauta protagonizará este año el Día Mundial de los Derechos del Consumidor, una jornada en la que distintas organizaciones de consumo reivindicarán un entorno digital seguro.

Con motivo de la celebración mañana del Día de los Derechos del Consumidor, Consumers International ha lanzado la campaña "Haciendo mercados digitales más justos", que reclama que se puedan ejercer en internet los derechos de consumo de una manera plena.

Tanto la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU) como la Asociación General De Consumidores (ASGECO) se han sumado a esta iniciativa.

CECU indica en un comunicado que internet ha supuesto una plataforma ilimitada para anunciarse, "lo que en muchos casos ha provocado la erosión de las reglas de protección de los consumidores, que quedan indefensos ante prácticas abusivas".

Además, destaca que el 46,6 % de las transacciones de comercio electrónico se llevan a cabo con un operador extranjero.

CECU reclama un "compromiso firme" en la protección de los datos personales, la regulación sobre las cláusulas de contratación, que han de resultar siempre claras, el respeto a los términos legales de garantía y el establecimiento de mecanismos de resolución de conflictos obligatorios y efectivos para los casos de compraventa internacional en línea.

Por su parte, ASGECO reclama en el Día del Consumidor un acceso a la red justo y seguro para todos, acción contra estafas y fraudes, y mejor protección del consumidor en línea.

Junto a las nuevas oportunidades "aumenta la exposición de nuestros datos personales y de nuestra actividad ante terceros desconocidos. Por ello los consumidores deben conocer la información que comparten, así mismo las empresas y los intermediarios tecnológicos tienen que garantizar la idoneidad, realidad y seguridad de sus servicios en línea", precisa ASGECO.

La Asociación de Internautas recuerda que los productos o bienes adquiridos por internet están protegidos por las mismas garantías que si se hubiesen sido comprados en un comercio físico.

Además, ofrece varios consejos para realizar compras seguras en la red, como desconfiar de "precios increíblemente atractivos" porque puede tratarse de un fraude, buscar referencias del vendedor, comprobar que la web es segura y cerciorarse de datos como el coste del transporte, la información sobre desistimiento o la forma de pago.

Por su parte, desde la Coordinadora Estatal de Comercio Justo piden a los consumidores que se informen de las condiciones en las que se elaboran los productos que adquieren, así como quién está detrás de su fabricación, con el fin de evitar la consolidación de situaciones de esclavitud moderna, trabajo forzoso o explotación infantil.