Diario Vasco

Madrid, 14 mar (EFE).- Las obras de construcción del nuevo Estadio de Madrid en el distrito de Chamberí, que ocupará el lugar del legendario Estadio Vallehermoso, derribado en 2007, comenzarán el próximo 3 de abril con un presupuesto de adjudicación de 13,3 millones de euros y un plazo de ejecución de diez meses.

El Ayuntamiento de Madrid ha informado este miércoles en una nota de prensa de que este estadio tendrá una superficie construida de 3.810,68 metros cuadrados y contará con gradas para 10.000 espectadores

Estará formado por una pista de 400 metros de cuerda y ocho calles además de una recta cubierta de entrenamiento de 75 x 12 metros, una recta de 110 metros con nueve calles y pasillos dobles para concurso de saltos, entre otras equipaciones.

Estará ubicado en un área de 29.589 metros cuadrados que albergó durante 46 años el icónico Estadio Vallehermoso, derribado en 2007 con un coste de 5,7 millones de euros y que desde ese momento "quedó abandonado en forma de enorme cráter" conocido popularmente como 'el agujero de Chamberí'.

El Estadio de Madrid será "la instalación de atletismo más moderna y funcional del país", según el Ayuntamiento, que ya ha firmado el contrato para su construcción a cargo de la empresa Becsa.

El proyecto estará a cargo del estudio Cano Lasso Arquitectos, que también se ocupará de la dirección de la obra.

El estadio podrá organizar y albergar competiciones internacionales, municipales y federadas, así como escuelas de promoción.

Tras su inauguración se completará la dotación deportiva total de la parcela que en su momento ocupó el Estadio Vallehermoso, que ya cuenta con un nuevo centro deportivo y una sala municipal de esgrima.

El Consistorio ha asegurado que el atletismo ha sido "una prioridad para el plan municipal de inversiones en dotaciones deportivas".

Al respecto, ha recordado que ya se ha recuperado la pista cubierta de Gallur, en el distrito de Latina, y se han reparando las pistas de los centros deportivos municipales de Orcasitas, Vicálvaro y Palomeras.