Diario Vasco

Barcelona, 14 mar (EFE).- Para el compositor belga Wim Mertens "Europa no puede seguir representándose a sí misma como un modelo a seguir, pues ha disminuido mucho de su poder evidente sobre las expresiones culturales", un fenómeno que intenta plasmar en su álbum "Cran aux Oeufs" (2017), que presenta hoy en Barcelona.

Mertens (Bélgica, 1953) ha explicado a un restringido grupo de periodistas que en la primera parte de su trabajo más reciente -un disco triple que compila sus álbumes "Charaktersketch" (2015), "What are we, locks, to do?" (2016) e "In Dust of Truths" (2016)- hace "un esbozo de la Bruselas actual como símbolo de una Europa que se enfrenta a una crisis muy evidente".

"Vivimos una época en la que las nociones de 'verdad' y 'autoridad' ya no son gratuitas. Hoy en día ya no aceptamos la autoridad solo por hábito, tenemos una experiencia distinta, y eso era lo que quería traducir en mi trabajo", ha asegurado el también cantante, guitarrista, pianista y musicólogo.

Así como la primera parte de "Cran aux Oeufs" está ambientada en la Bélgica de 2015, el segundo fragmento del álbum, que interpreta Mertens con voz y piano en solitario, transporta al oyente hasta el siglo III a.C, concretamente a la Alejandría egipcia, donde nos relata los mitos del poeta Calímaco y la reina Berenice II.

"Calímaco es una figura poética muy interesante y se ha dicho muy poco de su trabajo, pues tenemos solo fragmentos de sus poemas. Todos los textos del segundo disco, 'What are we, locks, to do?', están relacionados con el trabajo poético de Calímaco", ha destacado Mertens.

El compositor ha explicado que la idea de hacer un álbum triple surgió cuando fue invitado a tocar en 2014 en Preveza (Grecia), en el sitio arqueológico de Nicópolis, donde se llevó a cabo la batalla de Accio (año 31 a.C) entre Cleopatra y los romanos y donde se sitúa también la historia de la tercera parte del álbum.

Mertens ha resaltado que el tercer disco, "In Dust of Truths", trata sobre "el conflicto y la lucha", pero visto desde un punto de vista positivo, como "una manera positiva de avanzar e incluso de encontrar tu propia voz".

"Si realmente queremos encontrarnos a nosotros mismos tenemos que pasar períodos de lucha, de conflicto. La lucha está encarnada en mi música", ha destacado el compositor belga.

Mertens ha señalado que ese conflicto está presente también en "la necesidad fundamental de hacer transiciones en y entre los instrumentos tradicionales: cuerdas, vientos, percusión, guitarra y arpa", pues "ya no me satisfacen las reglas tradicionales establecidas para estos instrumentos en la música clásica".

El compositor ha destacado que su intención con "Cran aux oeufs" "no era escribir una ópera con un libreto convencional", sino "poder presentar esta música en un contexto diferente, en el que puedo discutir sobre diferentes temas que son importantes para nosotros hoy en día".

Para Mertens la música en la actualidad "ya no puede aceptar tener un libreto convencional", sino que "toda expresión artística debería ser vanguardia", en el sentido de que se trata "más una actitud que otra cosa, un intentar conectar lo más cerca posible con tu propia época".

Hoy, en la sala Barts de Barcelona, Mertens intentará mostrar al público, en formato de trío, un repertorio amplio de sus composiciones, incluyendo las de su último álbum, nuevas canciones aún sin publicar y sus éxitos más populares, como "Maximizing the audience" y "Struggle for pleasure".