Diario Vasco

(Añade declaraciones de Merkel en la televisión alemana)

Berlín, 14 mar (EFE).- La canciller alemana, Angela Merkel, se reunirá el próximo viernes por la tarde en París con el presidente francés, Emmanuel Macron, en el primer viaje al extranjero de su recién estrenado cuarto mandato.

En un comunicado emitido poco después de que Merkel jurara hoy el cargo ante el Bundestag, el portavoz del Ejecutivo, Steffen Seibert, confirmó que su primer destino será Francia, cumpliendo la tradición de los cancilleres alemanes tras ser investidos.

En la cita se abordarán tanto las relaciones bilaterales como la agenda europea y temas internacionales, añadió.

Ese mismo día la canciller recibirá en Berlín para un almuerzo al primer ministro sueco, Stefan Löfven.

"Es importante que demos respuestas conjuntas europeas a los problemas acuciantes del momento", apuntó la canciller en declaraciones a la televisión pública alemana, ARD, tras su investidura hoy en el Bundestag (Cámara baja).

Merkel considera que "el multilateralismo está en crisis" y, ante cuestiones como las medidas arancelarias anunciadas por Estados Unidos para las importaciones de acero y aluminio, conviene adoptar las decisiones oportunas "sin miedo" y "a escala europea".

La canciller ya había anunciado el lunes, cuando firmó el acuerdo de gobierno entre su bloque conservador y los socialdemócratas, su intención de viajar a París tras la investidura, algo que también hará el nuevo ministro de Finanzas, Olaf Scholz.

Su propósito, explicó entonces, será avanzar en las propuestas conjuntas para la eurozona y la política migratoria y de defensa de la Unión Europea de cara a la próxima cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la UE, el 22 y 23 de marzo.

Su visita estará precedida por el viaje a París del nuevo titular alemán de Exteriores, Heiko Maas, que hoy mismo partió hacia la capital francesa, inmediatamente después de asumir su cartera, para reunirse con su homólogo francés, Jean-Yves Le Drian.

En el momento del traspaso de poderes, Maas subrayó que en los últimos meses se han dado "pasos importantes" tanto en la formulación de una política exterior común en la UE como en la articulación de una defensa y seguridad conjunta, y que en el futuro se seguirá avanzando en este sentido.

Tras destacar que su "brújula" es la Constitución alemana y la legislación internacional, Maas indicó que Alemania debe reaccionar cuando se ataque el orden liberal y señaló que el ataque con un gas neurotóxico de fabricación rusa en Salisbury (Reino Unido) no debe quedar "sin consecuencias".