Diario Vasco

Así jugó el Chelsea

Barcelona, 14 mar (EFE).- Así jugó el Chelsea en el partido de vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones disputado en el Camp Nou (3-0).

Courtois (5): Apareció retratado en los dos goles de Messi, pues el balón le pasó por debajo de las piernas. Pero sacó dos mano a mano a Luis Suárez y sus reflejos también evitaron que acabara en gol un cabezazo de Paulinho.

Moses (6): Protagonista accidental del gol inicial de Messi -el balón rebotó en él y eso habilitó al argentino-, aportó profundidad en la banda y dotó de músculo a su equipo, especialmente en funciones defensivas.

Azpilicueta (5): Salió retratado en dos de los tres goles del Barcelona. En el segundo de Dembélé, vio como Messi le superaba con un regate elegante; en el tercero, el argentino le pasó por encima con un cambio de ritmo que acabó con el tanto de la sentencia.

Christensen (4): Un mal día para el zaguero danés, que no solo tuvo que emparejarse con Luis Suárez sino también con Messi, que le robó el balón en gol que generó el segundo. El tercer tanto del rosarino llegó tras otra pérdida suya. Un partido para olvidar.

Rüdiger (5): se mostró expeditivo cortando balones y vigilando de cerca a Dembélé. Más problemas tuvo en la salida de balón, con pérdidas en zonas peligrosas. En una transición rápida se jugó la tarjeta amarilla con una entrada expeditiva a Messi, mientras que en el último minuto envió el balón al travesaño en la salida de un córner.

Alonso (8): Omnipresente en ataque y en defensa, un error suyo en la salida de balón propicio el primer tanto de Messi. En la parcela ofensiva dio muestras de su calidad y profundidad. En el primer tiempo a punto estuvo de transformar un gol con un disparo desde la frontal y otro en el lanzamiento de un libre directo que rozó el poste derecho. En la segunda parte, cayó al área en una acción con Piqué, pero el árbitro no pitó penalti.

Fàbregas (6): Sin protagonismo para dirigir el ataque de su equipo, el exjugador azulgrana pasó desapercibido en la medular y también salió en la fotografía del 2-0, cuando Messi robó en el círculo central.

Kanté (6): Muy activo en la salida de balón, tuvo en sus pies la posibilidad de reducir distancias en el primer tiempo, pero su disparo desde el interior del área salió demasiado desviado. Tras la reanudación, gozó de protagonismo en la presión del Chelsea hasta el tercer tanto de Messi.

Willian (8): Como ya sucedió en la idea, fue el mejor jugador del Chelsea. Desequilibrante en la zona de tres cuartos, todas sus acciones fueron una pesadilla para la zaga azulgrana. Probó suerte con un disparo raso que bloqueó un atento Ter Stegen. A la contra, fue una flecha y lo único que le faltó fue encontrar un socio más activo que Giroud en ataque.

Giroud (5): Apostó Conte por el tanque francés en la punta de ataque para descolgar balones aéreos. Sin embargo, Piqué y Umtiti neutralizaron la altura del galo que, pese a su brega no generó ocasiones en ataque. Fue substituido por Morata en el segundo tiempo.

Hazard (6): De más a menos, el 'diez' belga, dio muestras de su calidad tras el primer tanto de Messi trazando transiciones peligrosas en la mediapunta, pero tras el segundo de Dembélé desapareció. Acabó sustituido con el partido ya decidido.

Morata (-): Como ya sucedió en la ida, Conte lo dejó en el banquillo. Entró por Giroud en el minuto 66, ya con el 3-0 definitivo y su actuación pasó desapercibida.

Zappacosta (-): Con el partido visto por sentencia (min.66), entró relevando a Moses y aportó poco en el lateral derecho.

Pedro (-): A ocho minutos para el final entró por Hazard y sólo le dio tiempo a ganarse una sonora ovación del Camp Nou.