Diario Vasco

Madrid, 14 mar (EFE).- El Gobierno baraja aprobar el proyecto de ley de presupuestos generales del Estado de 2018 en plena Semana Santa y enviarlo al Congreso a primeros de abril.

En principio, estaba previsto que ese proyecto de ley se tramitara en la reunión del Consejo de Ministros del viernes 23 de marzo pese a que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no estuviera presente en ella debido a que tiene que participar ese día en la cumbre de líderes de la UE de Bruselas.

Sin embargo, hoy, en su intervención ante el pleno del Congreso que ha debatido sobre el futuro de las pensiones, Rajoy no ha confirmado esa fecha y se ha limitado a señalar que los presupuestos serán aprobados a finales de mes.

Fuentes del Ejecutivo han informado a Efe de que se está barajando que finalmente no se aprueben el 23, sino con posterioridad a es día.

Podría hacerse en una reunión extraordinaria del Consejo de Ministros convocada en plena Semana Santa.

Rajoy, tras su participación en la cumbre de la capital belga, tiene previsto un viaje oficial a Angola los días 25 y 26 de marzo.

Tal y como ha ocurrido ya en alguna otra ocasión, el proyecto de ley de presupuestos podría aprobarse sin estar él presente, pero dada la importancia que el Gobierno otorga a estas cuentas del Estado, las fuentes del Ejecutivo señalan que sería preferible que presidiera la reunión en la que se les diera luz verde.

Por tanto, la fecha que cobra fuerza para la convocatoria de una reunión extraordinaria del Consejo de Ministros que aprobara los presupuestos es la del martes 27 de marzo.

Eso permitiría también algún día más para la negociación con otras fuerzas políticas de algunas partidas que se incluirían en el proyecto presupuestario.

Una vez realizado el trámite de aprobación por el Consejo, sería justo después de Semana Santa, y previsiblemente el martes 3 de abril, cuando el Gobierno presentaría en el Congreso el correspondiente proyecto de ley.