Diario Vasco

Lisboa, 14 mar (EFE).- El temporal Gisele mantiene hoy a todo el Portugal continental en alerta amarilla y ha dejado a su paso a al menos tres heridos leves, debido a la caída de una estructura en las instalaciones de una empresa.

Un portavoz de Protección Civil explicó a Efe que entre las 00.00 y las 15.00 horas de este miércoles, último balance disponible, se registraron un total de 567 incidencias en todo el país relacionadas con el mal tiempo, la mayoría debido a caídas de árboles, inundaciones y problemas de limpieza de las vías.

La más grave fue la caída de una estructura sobre las instalaciones de una empresa del sector editorial en Maia, en el norte del país, que causó tres heridos leves.

Gisele está afectando sobre todo al litoral del norte y el centro del país, con el distrito de Oporto como el más perjudicado.

Entre el resto de incidencias destaca la caída de un cartel publicitario sobre una superficie comercial de Sintra, en el distrito de Lisboa, que obligó a cerrar el establecimiento, así como inundaciones en algunos centros educativos.

Aunque Protección Civil no dio datos sobre más heridos, medios locales informaron de que un tornado en la localidad de Esposende, en el norte, levantó los tejados de varias edificaciones y provocó la caída de un invernadero, dejando herido leve a un hombre que estaba dentro.

El mal tiempo también obligó a cortar la circulación en la línea ferroviaria de la Beira Alta, entre los municipios de Santa Comba Dão y Carregal do Sal (región Centro), aunque fue retomada a principios de esta tarde.

El Instituto Portugués del Mar y la Atmósfera mantiene en alerta amarilla a Portugal por fuertes precipitaciones, a veces acompañadas de granizo y tormenta, así como viento y agitación marítima.