Diario Vasco

Washington, 14 mar (EFECOM).- Ford anunció hoy que llamará a revisión más de 1,3 millones de vehículos en Norteamérica por el riesgo de que el volante de los vehículos se desprenda, un defecto que ya ha causado dos accidentes y lesiones a una persona.

Los vehículos afectados son los modelos Ford Fusion 2014-2018 y Lincoln MKZ 2014-2018.

Ford señaló en un comunicado que la llamada a revisión afecta a 1.378.637 vehículos en Estados Unidos, 62.479 en Canadá y 14.172 en México.

Según la compañía, una tuerca que sujeta el volante a la columna de dirección puede aflojarse, lo que podría producir que el volante se suelte "y la pérdida del control de dirección, aumentando el riesgo de accidente".

Los concesionarios de Ford sustituirán la tuerca defectuosa con "una tuerca más larga y más robusta" de forma gratuita.