Diario Vasco

Washington, 14 mar (EFECOM).- La presencia de diez empresas españolas en la principal feria de tecnología satelital en Estados Unidos, Satellite 2018, pone de manifiesto el buen momento que atraviesa la industria nacional en un sector "clave para el futuro", afirmó hoy el embajador Pedro Morenés.

"He visto mucho espíritu empresarial en la economía del conocimiento y esa es la clave para el futuro. Hemos luchado durante mucho tiempo en España por ver esto aquí", declaró Morenés a Efe tras recorrer los diez expositores de empresas españolas presentes estos días en este emblemático salón que cuenta con 37 años de historia.

Algunas de estas empresas son grandes compañías plenamente asentadas. Otras, sin embargo, son pequeñas empresas que tratan de hacerse un hueco a base de "excelencia".

"Aquí lo que prevalece es la excelencia y no el tamaño de la empresa", recalcó el embajador.

Una de estas empresas menos reconocibles es la cántabra Acorde, especializada en la producción de transmisores en banda Ka y X, y que desde 2005 participa en este salón con el objetivo de "ganar visibilidad", según explicó a Efe el director de la compañía, Manuel Lobeira.

"Este es el primer año que venimos con contratos para firmar en la feria y la idea es cerrarlos estos días", comentó Lobeira, quien reconoció, además, que para abrirse camino en el mercado estadounidense "es necesario correr una serie de riesgos".

Lobeira se mostró orgulloso al describir a Acorde como "una boutique de radiofrecuencia" puesto que, más allá de producir equipos en función de las necesidades del mercado, tiene una línea de negocios de "diseños a medida" del cliente.

Casi debutante en la feria es la también española Sener, que pese a contar con una larga experiencia en el sector, acudió a este salón por primera vez el año pasado.

"Nuestra huella está en el sector institucional o científico. Somos un proveedor de referencia para la Agencia Espacial Europea de grandes sistemas electromecánicos", aclaró Luis Fernando Sánchez, del departamento de desarrollo de negocio de espacio comercial y telecomunicaciones.

Sánchez se mostró optimista con las posibilidades que en estos momentos brinda el mercado aeroespacial, a pesar de que, advirtió, se encuentra en "un momento de impasse", como evidencia el hecho de que en 2017 se lanzaran en el mundo apenas ocho satélites a órbitas geoestacionarias, frente a la veintena que se venían lanzando con anterioridad.

"Es un momento de evolución o de revolución", valoró el español, quien aseguró que nuevos actores, como la estadounidense Space X, están "identificando nuevas oportunidades de negocio, que están cambiando los parámetros de cómo acceder al espacio", lo cual abre nuevas posibilidades comerciales.

Morenés alabó el "espíritu empresarial" de estas pequeñas empresas que demuestran tener "inteligencia y visón de futuro". Sin embargo, no cabe duda de que son las grandes compañías, como Hispasat y GMV, las que mayor atención atraen durante este tipo de eventos.