Diario Vasco

Pekín, 14 mar (EFECOM).- La inversión no financiera directa de las empresas chinas en el exterior alcanzó los 16.820 millones de dólares (13.600 millones de euros) en los dos primeros meses de 2018, lo que supone un aumento del 25,2 % respecto al mismo periodo del año anterior, anunció hoy el Ministerio chino de Comercio.

En total, las compañías chinas dirigieron su inversión a 1.429 empresas extranjeras ubicadas en 135 países, la mayoría de ellas pertenecientes a los sectores de la minería, servicios, alquiler, manufacturas y tecnología de la información.

La inversión que se destinó a los países localizados en las denominadas "Nuevas Rutas de la Seda", un megaproyecto de construcción de infraestructuras para conectar China con el resto de Asia, Europa, África y América, experimentó una "fuerte expansión del 20,1 %" en este periodo, apuntó el Ministerio, hasta los 2.150 millones de dólares (1.740 millones de euros).

La inversión no financiera directa en el extranjero (ODI, en inglés) ha experimentado un fuerte crecimiento en los últimos años que se ha visto coartado por las medidas de las autoridades para restringir lo que consideran "inversiones irracionales", es decir, en sectores que no quieren fomentar.