Diario Vasco

Oviedo, 14 mar (EFE).- Duro Felguera perdió el pasado año 254,5 millones de euros frente a los 18,2 millones de 2016, según ha comunicado el grupo asturiano de ingeniería y bienes de equipo a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Las ventas de la multinacional, que recientemente ya había advertido del deterioro de sus resultados al informar de las negociaciones con la banca para reestructurar deuda y ampliar capital, bajaron el 12 %, hasta 624 millones.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) arrojó unos números rojos de 173 millones, frente a la ganancia de 8,5 millones de 2016.

La deuda al cierre del ejercicio se situó en 271,9 millones, lo que supone un aumento anual de 47 millones.

La contratación durante el ejercicio alcanzó los 576 millones EUR, un 7,8 % menos que en 2016.

Asimismo, la cartera se redujo un 47,2 %, hasta 1.161,8 millones una vez "revisada en base a los plazos de concreción de los proyectos".

La empresa explica que, "como consecuencia del proceso de búsqueda de socios, se ha realizado una revisión detallada de los proyectos en curso de la que han derivado ajustes en el Ebitda", y cita entre las principales "desviaciones" los proyectos de Recope (Costa Rica), Fluxys (Bélgica) y Vuelta de Obligado (Argentina) o los importes asociados a la resolución de litigios.

Duro Felguera informó recientemente de que el acuerdo de refinanciación que ultima con la banca incluye una ampliación de capital dineraria de entre 100 y 125 millones de euros.

La compañía ha contratado los servicios de Fidentiis para valorar la posibilidad de llevar a cabo con éxito dicha ampliación de capital en mercado, manteniendo en paralelo conversaciones con inversores privados interesados en entrar en el capital.

Según ha asegurado hoy, "las primeras prospecciones parecen favorables" y "durante las próximas semanas se continuará con este proceso de análisis".

Duro Felguera, que cuenta con unos 2.000 empleos, apuntó que de forma previa a la ampliación de capital se realizaría una operación de ajuste patrimonial debido a los "resultados adversos" del ejercicio de 2017.

El acuerdo con las entidades financieras también incluiría un ajuste de la deuda en unos "niveles sostenibles" de en torno a 85 millones de euros, junto con una entrada de liquidez adicional de 25 millones y líneas de avales para nuevos proyectos por un importe de hasta 100 millones.

Duro Felguera ha insistido hoy en que "la efectividad de ese acuerdo permitirá reducir significativamente el apalancamiento financiero, reequilibrar los fondos propios, mejorar la liquidez y disponer de la financiación necesaria para ejecutar un nuevo plan de negocio durante los próximos años y, en definitiva, relanzar la actividad de la empresa".

Adicionalmente al proceso de refinanciación y recapitalización, la empresa está poniendo en marcha un plan de mejora de la eficiencia "que permita recuperar la viabilidad de las áreas de negocio más ineficientes".

La multinacional ha apuntado que el objetivo con este plan es aumentar el valor añadido sobre ventas en un 5 por ciento y reducir un 20 por ciento el coste de la masa salarial "no afecto a las obras de ejecución directa en el extranjero".

Duro Felguera recuerda que, dentro del proceso de desinversión de activos, se ha materializado la venta de los edificios de oficinas de Madrid y las Rozas, que ha generado una mejora de la liquidez en el entorno de 7 millones de euros.

La compañía continúa analizando la venta de otros activos no estratégicos.

En relación a la investigación abierta por la Audiencia Nacional por supuestos sobornos y blanqueo de capitales efectuados por la empresa en Venezuela, Duro Felguera ha insistido en que la investigación interna realizada concluye que de las prácticas comerciales desarrolladas por la sociedad en ese país "no se aprecia una conducta ilícita y se encuentran dentro de parámetros comerciales y legales normales".

También ha informado del recurso presentado ante el Juzgado de lo Mercantil número 3 de Gijón contra la solicitud de concurso necesario realizada por la ingeniería ITK por una supuesta deuda de 46.000 euros.

A este respecto, ha apuntado que el Juzgado ha procedido a suspender la solicitud de concurso hasta su resolución.