Diario Vasco

Sao Paulo, 14 mar (EFECOM).- El director general de la Organización Mundial del Comercio, Roberto Azevedo, consideró hoy durante el Foro Económico Mundial para Latinoamérica que el riesgo de una "guerra comercial" ha aumentado tras la decisión de Estados Unidos de imponer aranceles al acero y aluminio, aunque apostó por el diálogo.

"En relación a la posibilidad de una guerra comercial yo diría que después del anuncio de las medidas (de Estados Unido), las probabilidades subieron", resaltó Azevedo, en declaraciones a los medios durante el evento, que se celebra en Sao Paulo.

No obstante, el director de la OMC precisó que el "inicio del diálogo" con algunos de los países afectados "para mitigar el impacto de la medida" tomada por Estados Unidos puede abrir caminos que eviten "roces irreversibles".

Azevedo, quien participará en diversos debates durante la edición latinoamericana de Davos, expresó su temor hacia un "efecto dominó" si no se alcanza el diálogo y se adoptan "medidas unilaterales".

"Me preocupa más el efecto sistémico, si hay efectivamente una situación de ruptura de diálogo y adopción de medidas unilaterales y de respuestas. Eso me preocupa porque puede causar un efecto dominó cuya extensión y duración es difícil prever", sostuvo.

Azevedo, quien esta semana se reunió con el presidente de Brasil, Michel Temer, recalcó que el país sudamericano ha expresado su deseo de apostar por el diálogo, aunque precisó que no se ha descartado "la posibilidad de un litigio" en la OMC.

"Hay otras alternativas sobre la mesa, ya inclusive se inició un diálogo con el sector privado y con otros interlocutores en EEUU para intentar encontrar una solución para la situación particular de Brasil", apuntó.

Durante el plenario de apertura del foro, Temer reiteró que Brasil podría recurrir ante la Organización Mundial de Comercio (OMC) junto a otros países afectados, aunque dio prioridad al diálogo debido a su relación con Estados Unidos.

"Si no hay solución amigable muy rápido vamos a formular una representación a la OMC, no unilateral, sino con todos los países perjudicados", resaltó Temer.