Diario Vasco

Madrid, 14 mar (EFE).- La Copa de España aguarda desde este jueves su salto más grande en el WiZink Center de Madrid, con capacidad para 11.900 espectadores, en un torneo apasionante entre los ocho mejores equipos de la Liga, con el Movistar Inter, el líder y el actual campeón, al frente de los pronósticos por el título.

"La Copa de España nunca había venido a Madrid. El objetivo de esta apuesta es llamar la atención, un golpe de efecto para cambiar la percepción del fútbol sala", dijo a EFE Javier Lozano, el presidente de la Liga Nacional de Fútbol Sala, volcada para un evento de altura, para batir récords de asistencia y notoriedad.

El torneo siempre ha garantizado espectáculo, trasladado esta vez a una cancha de dimensiones nunca alcanzadas por el fútbol sala español, el "palacio de los sueños" del que habla el portugués Ricardinho (Movistar Inter), ya "apto", como él mismo admitió, para volver a la competición después de su lesión en la Eurocopa 2018.

"Hay que dar la enhorabuena a la Liga y a toda la gente que ha trabajado para traer esta Copa a este pabellón, que es emblemático. Agradezco a la Liga que me dé esta oportunidad", remarcó este mismo miércoles el mejor futbolista del mundo, reciente campeón de Europa y una de las estrellas que competirá por el trofeo en Madrid.

"Nuestro objetivo es intentar llenar el pabellón el sábado y el domingo, y tener al menos unos 8.000 espectadores en los partidos del jueves y el viernes. Son unos objetivos altos que espero que consigamos", apunta Javier Lozano antes del inicio de la Copa, que se desarrollará desde este jueves hasta el domingo, día de la final.

Un formato atractivo, la ambición de los equipos y la calidad de los futbolistas y los conjuntos hacen de esta cita un certamen inigualable en el fútbol sala internacional. "Es la mejor competición de España, sino del mundo, con los ocho mejores equipos de la Liga y en un pabellón emblemático", aseguró Ricardinho.

"Cuando la gente viene y ve el espectáculo se engancha. Tiene que venir la gente, el espectáculo está asegurado, con los mejores jugadores del mundo en la mejor competición del mundo. Es una competición cien por cien. Mejor no sé si puede haber algo", opinó Javi Eseverri (Osasuna Magna), que disputará su última Copa de España con 40 años, una vez que se retirará al final de la campaña.

"Todas las Copas de España son especiales, pero creo que esta lo es un poquito más por todo lo que se ha movido, por toda la ilusión que ha levantado esta Copa de España aquí y eso es un motivo extra para venir mucho más motivado. Venimos a hacer las cosas bien y por qué no levantar el título", expuso Miguelín, de ElPozo Murcia.

En lo deportivo nadie quiere el papel de favorito. Ni el Movistar Inter ni el Barcelona ni ElPozo Murcia, los tres equipos que, sobre el papel y con la clasificación actual de la Liga en la mano, son los más potentes. Este miércoles, Jesús Velasco, técnico del club madrileño, esquivaba cualquier vitola de favorito para su conjunto.

"Lo de favorito no acabo de entenderlo. Es una cuestión más periodística que otra cosa. Todos entrenamos para ganar. Partiendo desde esa premisa de que todos hacemos las cosas para ganar, nosotros estamos aquí para ganar. Ser o no favoritos da igual, al final lo que manda es la cancha. El juego es lo que marca la diferencia", avisó este miércoles el entrenador del Movistar Inter.

Su conjunto es el actual campeón. Ha ganado tres de las últimas cuatro ediciones, entre ellas las dos más recientes, en 2016 en Guadalajara y en 2017 en Ciudad Real, ya a una solo de igualar el récord de triunfos seguidos en este torneo, el que marcaron tanto el Barcelona en el tramo entre 2011 y 2013 como el desaparecido Caja Segovia entre 1998 y 2000. Nadie más ha conquistado tres seguidos.

El equipo madrileño entra en juego en la sesión de este jueves de cuartos de final contra el Osasuna Magna, un reto de enorme exigencia para los dos, como ha demostrado cada uno de sus duelos de esta temporada. En la Liga, dos empates; en la Copa del Rey una apurada clasificación del Movistar Inter en la prórroga y en casa.

También este jueves, desde las 19.00 horas, ElPozo abre el torneo contra el Palma Futsal. "El favorito tiene que ser juzgado por la gente que no está implicada en el partido. Si me veo favorito, nunca voy a dar el cien por cien. Y si el otro es favorito, voy un poco 'acojonado'... Es un partido por jugar", advertía Duda, su técnico.

El otro lado del cuadro comenzará la competición el viernes, con los choques entre el Jaén Paraíso Interior y el Plásticos Romero Cartagena, desde las 19.00 horas, y el Ríos Renovables Zaragoza y el Barcelona Lassa, a las 21.15 horas, en el inicio del esprint de los ocho equipos, apenas sin pausa, por la final y el trofeo dominical.

Las semifinales, que enfrentarán por un lado al ganador del Palma-ElPozo con el vencedor del Osasuna Magna-Movistar Inter y por otro a los equipos que resuelvan a su favor los duelos Jaén-Cartagena y Ríos Renovables-Barcelona, serán el sábado y la final, la meta para todos ellos, el domingo desde las 18.30 horas.