Diario Vasco

Murcia, 14 mar (EFE).- La Audiencia Provincial de Murcia ha confirmado la sentencia de un Juzgado de lo Penal de Cartagena que, en junio pasado, condenó a diez meses y medio a un hombre por vulnerar en cuatro ocasiones en un mismo mes la orden de alejamiento que le prohibía acercarse a menos de cien metros de su exesposa.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, indica que el Juzgado, en la resolución que ahora se ve confirmada, declaró probado que el denunciado era plenamente conocedor de que no podía rebajar esa distancia de seguridad y que, pese a ello, incumplió ese deber.

Y añade que la distancia fue fijada en atención a que la denunciante tenía su domicilio a escasa distancia de una finca agrícola propiedad del acusado.

La orden fue vulnerada en cuatro ocasiones entre el día 2 y el 20 de mayo de 2017.

En su apelación, alegó se movía por intereses espurios en un proceso de separación que estaba siendo muy conflictivo por lo que consideraba "abusivas exigencias" de ella.

Además, señaló que desde un primer momento los hijos del matrimonio, que fueron llevados al proceso judicial como testigos, tomaron un claro partido por la madre, en contra de él.

Tampoco se olvidó de señalar que poco antes de la denuncia el contador y los peritos designados judicialmente para hacer la liquidación de gananciales reclamaron, como provisión de fondos, 20.000 euros, sin que ella hubiera aportado su parte, por lo que tuvo que asumir el cien por ciento de dicha suma.

La Sala de la Audiencia, al desestimar el recurso, dice que lo hace porque los hechos constitutivos del delito quedaron probados durante el desarrollo de la vista oral.

Así, comenta, el denunciado sabía que no podía acercarse a menos de cien metros de su exmujer y, pese a ello, lo hizo en cuatro ocasiones, lo que también quedó probado, por lo que no existe duda alguna de que cometió el delito por el que fue condenado por el Juzgado de lo Penal.