Diario Vasco

Atenas, 14 mar (EFE).- Cinco personas resultaron hoy heridas en enfrentamientos entre la policía griega y colectivos antidesahucios que protestaban contra una subasta de viviendas que se estaba celebrando en una notaría en el centro de Atenas.

Los altercados comenzaron después de que un grupo de manifestantes intentara romper el cerco que la policía había formado en torno a la notaría.

Varios manifestantes lanzaron huevos y papeles contra los efectivos, que cargaron con toda dureza, según las imágenes difundidas por los medios locales.

Algunos policías aporrearon a personas que ya se encontraban en el suelo y tan solo pararon tras la intervención de sus superiores.

La fuerzas antidisturbios hicieron asimismo uso de gases lacrimógenos.

Según los medios locales, la policía acabó deteniendo a cinco personas, entre ellas un hombre que simplemente se acercó a preguntar el motivo de los arrestos.

De los cinco heridos -entre ellos un fotógrafo- tres tuvieron que ser trasladados al hospital.

La protesta había sido convocada por el partido Unidad Popular, una escisión del oficialista Syriza, así como por varias plataformas ciudadanas.

Se trata de la segunda vez en una semana que la policía reprime por la fuerza protestas contra las subastas de viviendas.

En la operación en línea de hoy había varias viviendas pequeñas, cuyo valor catastral se situaba entre los 50.000 y los 200.000 euros.

Desde hace unas semanas las subastas de viviendas con deudas fallidas a los bancos tan solo se realizan en línea, un instrumento con el que precisamente se pretendía evitar las tumultuosas protestas que se celebraban regularmente ante los juzgados en los que tenían lugar las pujas presenciales.

El Gobierno de Alexis Tsipras aprobó una ley que endurece las penas contra personas que intenten bloquear este tipo de operaciones.

Los acreedores han emplazado a Atenas a agilizar estas subastas y su lenta evolución ha sido uno de los principales motivos por los que se ha retrasado el desembolso de un tramo del rescate por un total de 6.700 millones de euros.

La cartera de deudas fallidas representa el 46,7 % del total de créditos y buena parte de estas las componen las hipotecas no pagadas.

El objetivo del sector bancario es realizar hasta finales de año entre 15.000 y 20.000 subastas y alcanzar una media de 40.000 pujas anuales en los próximos tres años.

El escaso éxito de las subastas, sin embargo, no solamente se debe a la protesta ciudadana.

Según la asociación de notarios de Atenas, de las mas de 700 pujas realizadas desde comienzos de año, una tercera parte no pudo completarse por falta de compradores.