Diario Vasco

Ginebra, 14 mar (EFECOM).- La banca y las finanzas, la moda y la tecnología de las informaciones junto con internet representan una tercera parte de todas las denuncias por ciberocupación que llegaron en 2017 a la Organización Mundial para la Propiedad Intelectual (OMPI).

Ese año marcó un récord por el número de casos planteados por titulares de marcas comerciales, que llegó a los 3.074 casos, según las estadísticas difundidas hoy por la entidad, que actúa como un brazo técnico de la ONU.

Al respecto, la OMPI señalo que van en aumento las disputas las disputas que afectan nombres de dominios (direcciones de internet) genéricos, que fueron 6.370 el año pasado y que incluyen terminaciones como ".store", ".online" y ".site".

"Con el abuso de las marcas comerciales en el sistema de nombres de dominio la ciberocupación busca afectar el comercio legítimo y dañar a los consumidores", afirmó sobre este fenómeno el director general de la OMPI, Francis Gurry.

Sostuvo que eso es particularmente cierto cuando los ocupantes ilegales de los dominios de internet ofrecen productos falsificados o los utilizan para perpetrar fraude electrónico, como lo ha confirmado la OMPI al examinar numerosos casos.