Diario Vasco

Pekín, 14 mar (EFE).- La aerolínea hongkonesa Cathay Pacific, una de las mayores de Asia, perdió 1.259 millones de dólares de Hong Kong (160 millones de dólares, 129 millones de euros) en 2017, un 119 % más que en el año anterior, según informó hoy en un comunicado remitido a la Bolsa de Hong Kong.

La compañía cerró el primer semestre de 2017 con un resultado negativo de 2.051 millones de dólares hongkoneses (261 millones de dólares, 210 millones de euros), pero presentó un plan de reestructuración a mitad de año que le permitió registrar un beneficio neto en los últimos seis meses de 792 millones de dólares de Hong Kong (101 millones de dólares, 81 millones de euros).

"Los cambios estructurales del sector de la aviación siguieron creando retos a nuestras operaciones en 2017. En respuesta, tomamos acciones decisivas a través de un programa de transformación para adelgazar nuestros negocios y convertirlos en competidores más eficientes", explicó el presidente de la aerolínea, John Slosar.

Ese plan de reestructuración empezó a dar frutos en la segunda mitad del año, "en la que las pérdidas fueron menores de las que se habían producido en el mismo periodo del año anterior y del precedente", añadió.

Cathay Pacific registró una facturación total en 2017 de 97.284 millones de dólares de Hong Kong (12.400 millones de dólares, 10.000 millones de euros), con un incremento del 4,9 % respecto a 2016.

Esta partida se vio impulsada principalmente por los ingresos procedentes del segmento de transporte de carga, que aumentaron un 19,1 % en 2017. Por el contrario, la facturación procedente del transporte de pasajeros descendió un 0,8 %.

Los gastos operativos de la aerolínea fueron de 99.563 millones de dólares de Hong Kong (12.700 millones de dólares, 10.230 millones de euros), lo que supone un aumento del 6,7 %.

La capacidad total aumentó un 2,8 %, "lo que refleja la introducción de nuevas rutas y un aumento de frecuencia en las ya existentes", pero la tasa de ocupación bajó hasta el 84,4 %, una décima porcentual menos que en el previo ejercicio, señaló la compañía

En el cómputo del año, atribuyó las pérdidas a los mismos factores que lastraron su negocio en 2016, es decir, la "sobrecapacidad de pasajeros debido a la intensa competencia con otras aerolíneas, la presión continua en la rentabilidad en muchas rutas y el aumento del precio del petróleo".

No obstante, Cathay Pacific mejoró notablemente su comportamiento en la segunda mitad del año tanto por el plan de reestructuración como por el impacto de un "transporte de mercancías fuerte, un dólar débil y un aumento de la demanda de pasajeros de clase premium".

Para 2018, la aerolínea hongkonesa quiere aumentar sus ingresos y reducir sus gastos, reforzar su negocio de pasajeros, expandir su red de rutas, aumentar la frecuencia de sus rutas más populares y adquirir aviones más eficientes en cuanto el gasto de combustible.