Diario Vasco

Madrid, 14 mar (EFECOM).- La adaptación al cambio digital, con la irrupción de nuevos actores, y la transformación del modelo de negocio, que implica riesgos nuevos y más agravados, son los principales retos a los que se enfrentarán las aseguradoras hasta 2050, según los responsables del sector.

En una mesa redonda en el VIII Encuentro del Sector Asegurador organizado por la escuela de negocios IESE, las aseguradoras han coincidido en que la digitalización es la principal misión a la que se enfrenta el negocio a corto plazo.

Asimismo, los directivos del sector reunidos han estado de acuerdo en que se está produciendo un cambio en la estructura de riesgos con nuevos riesgos y riesgos existentes pero agravados.

En este sentido, el consejero delegado de Zúrich, Vicente Cancio, ha ejemplificado este cambio en el mercado del automóvil, que según las previsiones, "se reducirá un 50 % en 2050 y la siniestralidad, un 90 %, aunque los costes aumentarán sensiblemente".

Cancio ha señalado además, el aumento del 40 % que se ha producido en la última década en el coste derivado de catástrofes naturales, así como la creciente esperanza de vida y el mayor riesgo cibernético, "con un aumento en las ciberguerras y los ataques a infraestructuras críticas".

En cuanto a la digitalización, los directivos del sector han minimizado la amenaza que supone la aparición de las "insurtech" -empresas tecnológicas emergentes, especializadas en seguros- y las consideran más una "oportunidad".

En este sentido, el consejero delegado de Aegón, Jaime Kirkpatrick, ve a las "insurtech" más que como aliadas, como un acicate que les "obliga" a adaptarse y a innovar, pero sin que sean necesarias las alianzas.

No obstante, el director general de clientes de Mutua Madrileña, Aitor del Coso, considera que las alianzas son beneficiosas ya que las empresas emergentes "aportan la innovación y nosotros nuestros conocimientos sobre el seguro".

Del Coso ha insistido en que la innovación debe estar dirigida a mejorar la experiencia del cliente, ofreciendo productos cada vez "más segmentados, simples y cómodos" y a través de las nuevas formas de distribución, que permitan abaratar las primas.