Diario Vasco

Madrid, 14 mar (EFE).- La Bolsa española ha perdido hoy el 0,03 por ciento afectada por la caída de Wall Street y de los bancos, que han neutralizado el avance de Inditex después de presentar resultados, según datos del mercado.

Así, con la prima de riesgo en 81 puntos básicos, el principal indicador del mercado nacional, el IBEX 35, ha bajado 3,2 puntos, el 0,03 por ciento, hasta 9.688,5 puntos. En el año cae el 3,54 por ciento.

En Europa, con el euro a 1,237 dólares, sólo subió Fráncfort, el 0,14 por ciento después de que la canciller alemana, Angela Merkel, tomara posesión de su cargo, mientras que Milán cedió el 1,05 por ciento; París el 0,18 por ciento y Londres el 0,09 por ciento.

La Bolsa española empezaba la jornada sin rumbo definido después de que Wall Street bajara el 0,7 por ciento en la víspera por el aumento de la inflación estadounidense y el cese del secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson.

Tras casi dos horas en terreno negativo y a pesar de la caída del 1 por ciento de la producción industrial en la zona euro el pasado enero, la Bolsa subía y superaba el nivel de los 9.700 puntos poco después del mediodía.

El alza de los futuros sobre las bolsas estadounidenses y el cambio de tendencia de Inditex, que había comunicado que sus resultados habían crecido en el pasado ejercicio fiscal el 6,7 por ciento, hasta los 3.368 millones, sustentaban el avance. También contribuían las subidas de la mayoría de las plazas europeas.

Wall Street abría con ganancias a pesar de la caída del 0,1 por ciento de las ventas minoristas estadounidenses en enero, aunque luego incurría en pérdidas, más del 1 por ciento al cierre del mercado español, y se situaba bajó el nivel de los 25.000 puntos

Se conocían otras estadísticas estadounidenses, como el aumento del 0,2 por ciento de los precios de producción en febrero o el alza del 0,6 por ciento en enero de las existencias mayoristas.

El aumento del petróleo almacenado en Estados Unidos ayudaba a que el barril de petróleo Brent bajara a 64 dólares, aunque el final de la jornada bursátil volvía a niveles del cierre de la víspera, alrededor de 64,5 dólares.

El retroceso del parqué neoyorquino y la caída de los bancos situaban nuevamente a la Bolsa española bajó la cota de 9.700 puntos al cierre de la sesión.

De los grandes valores, destacó la caída del 1,87 por ciento de Banco Santander, en tanto que BBVA cedió el 1,5 por ciento, con lo que registraron la segunda y la tercera mayor bajada del IBEX, en tanto que Repsol perdió el 0,88 por ciento e Iberdrola el 0,17 por ciento.

Por contra, Inditex subió el 3,83 por ciento, la segunda mayor subida del IBEX, y Telefónica el 0,34 por ciento.

La mayor caída del IBEX correspondió a Grifols, el 1,93 por ciento, seguida por Santander (-1,87), BBVA(-1,5), y Caixabank que cayó el 1,31 por ciento, mientras que Bankia perdió el 1,14 por ciento. Banco Sabadell y Bankinter perdieron el 0,72 y el 0,48 por ciento, respectivamente.

ACS lideró las subidas del IBEX y de la Bolsa española con un alza del 7,96 por ciento, después de que se levantara la suspensión de la negociación de sus acciones tras confirmar que su filial alemana Hochtief presentará una opa sobre Abertis a 18,36 euros por acción.

A continuación se situó Inditex (3,83), en tanto que Siemens Gamesa avanzó el 3,7 por ciento, mientras que Endesa se revalorizó el 1,23 por ciento.

En el mercado continuo, donde se negociaron 2.540 millones de euros, el principal descenso correspondió a Natra, el 12,38 por ciento, seguida por Tubos Reunidos, que cedió el 12,34 por ciento por los aranceles estadounidenses, mientras que Nyesa se situó a continuación de ACS con una ganancia del 6,97 por ciento.