Diario Vasco

Rabat, 14 mar (EFE).- El presunto asesino en serie de vagabundos, detenido la semana pasada en Marruecos, mató a trece personas en el sur del país durante los meses de enero y febrero, según las conclusiones de la investigación policial reveladas hoy por el diario local 'Assabah'.

Este medio afirma que los análisis de ADN realizados han permitido confirmar que la identidad del sospechoso arrestado días atrás se corresponde con la del autor de los crímenes.

Se trata de un hombre nacido en 1989 en Beni Mellal (centro), con antecedentes policiales, y que vivía en la calle desde 2007.

La primera víctima del asesino se descubrió en Agadir, al sur de Marruecos, a principios del mes de enero.

El criminal siguió un mismo 'modus operandi': vigilaba a un vagabundo, esperaba a que estuviese dormido, le golpeaba en el cráneo con una piedra de gran tamaño hasta matarlo y luego ocultaba el cadáver bajo una pila de trapos.

Los siete primeros asesinatos se produjeron en enero, el último de ellos en Marrakech (a 250 kilómetros de Agadir), y desde entonces no se supo más del caso hasta que dos semanas atrás se descubrió una octava víctima en Inezgane, ciudad colindante a Agadir.

Desde que la policía marroquí detuvo al sospechoso en el municipio de Imintanoute (sur), el 6 de marzo, se le han atribuido otros cinco asesinatos de vagabundos ocurridos en las últimas semanas en la misma zona.