Diario Vasco

Murcia/Madrid, 14 mar (EFE).- La ambición de ElPozo, ganador de cuatro títulos, el último en 2010, en trece finales, y el entusiasmo del Palma, mermado este curso por la irregularidad, abren este jueves la Copa de España 'Comunidad de Madrid 2018', en la misma eliminatoria que hace un año ganó el bloque murciano por 4-1.

Ambos equipos darán la salida al torneo en el WiZink Center de Madrid, con capacidad para 11.900 personas, con el equipo murciano como favorito del duelo, aunque su técnico, el brasileño Eduardo Sao Thiago, 'Duda', evite esa condición para el encuentro a pesar de la racha de su equipo, con diez victorias en las últimas 14 jornadas.

"Esto es lo que está por hacer, no lo que has hecho", dice el técnico, cuyo equipo ha ganado cuatro títulos en las 13 finales que ha disputado desde que se puso en marcha la Copa de España en 1990. Los granas, campeones en 1995, 2003, 2008 y 2010, llegan a esta cita siendo segundos en la Liga, con 55 puntos sumados en 24 partidos, cuatro menos de los que tiene el líder, el Movistar Inter, el rival que el curso pasado le ganó la final del torneo en los penaltis.

El Palma, mientras, encara su quinta participación en la Copa de España, en la que nunca ha superado los cuartos de final. Ahora, desde la sexta plaza, aún dolido por la derrota contra el Osasuna Magna, por 1-4 en su casa, el equipo balear busca la sorpresa y la regularidad, con apenas tres triunfos en sus últimos doce partidos de la Liga, aunque los tres han sido en los cinco más recientes.

"Una de las cosas que mejor nos puede pasar es que tengamos la Copa de España ya. Es una competición diferente, atractiva y venimos con mucha ilusión y ganar de hacerlo bien. Y, por qué no, a ver si somos capaces de ganar a ElPozo", explicó este miércoles Antonio Vadillo, el técnico del Palma Futsal, en el WiZink Center de Madrid.

El único precedente de este curso favorece al conjunto murciano, vencedor por 2-0 en su duelo de la primera vuelta de la Liga. "Lo primero que tenemos que hacer es un partido bastante serio y luego ser atrevidos. Tenemos que crearles dudas, tenemos que jugar el máximo posible en su cancha, ser verticales y saber ir marcando el tiempo del partido", remarcó el técnico del Palma Futsal.

Su homólogo en el otro banquillo, Duda, espera la "mejor versión" de su adversario. "Nuestra experiencia nos enseña que el primer partido es el más importante. Venimos a jugar contra Palma e intentar entrar en la Copa después de ganar este partido. Esa es nuestra mentalidad. Sabemos lo difícil que va a ser y la presión que tenemos de querer estar en esta Copa", añadió el técnico brasileño.

En ElPozo es duda Miguelín, según reconoció él mismo mientras ultima su recuperación de la lesión sufrida en la final de la Eurocopa 2018 del pasado mes de febrero. "Todavía no he podido entrenar con el grupo, las molestias aún las tengo, pero mi idea es jugar mañana. Depende un poco del entrenador (Duda) y de las sensaciones que tengamos en el entrenamiento", declaró.