Diario Vasco

León, 14 mar (EFE).- El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha exigido hoy al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que concrete cuánto está dispuesto a subir las pensiones mínimas y ha rechazado que el aumento se haga por la vía fiscal.

En un rueda de prensa en León, el dirigente sindical se ha referido al anuncio hecho esta mañana por Rajoy de que los Presupuestos Generales del Estado de 2018 contemplarán una mejora de las pensiones mínimas y de viudedad y concentrarán las ayudas fiscales en el IRPF para pensionistas y familias.

Al respecto ha afirmado que es necesario llegar a un acuerdo que sitúe la pensión mínima en los mil euros, y ha recalcado que "cuando el presidente del Gobierno no dice cuánto", no lo da por oído.

"Generar expectativas y no materializarlas en el cuánto no me parece muy razonable", ha señalado Álvarez, que ha rechazado de pleno que por la vía de la rebaja fiscal se quieran subir las pensiones porque "solo beneficiaria a una parte".

Además, ha advertido de que perjudicaría a los ciudadanos porque habrá menos ingresos públicos con el consiguiente recorte de las políticas sociales.

"Hay que ir directamente a las pensiones y no mezclarlas con rebajas fiscales", ha apostillado Álvarez, que ha pedido que se abandone la demagogia en este debate.

Respecto a la pensiones de viudedad ha dicho que el presidente del Gobierno no tiene que hacer ningún favor a los pensionistas, pero sí cumplir la ley.

Además, ha pedido que se deroguen las reformas del 2013 y en especial el coeficiente de viabilidad que "no es más que un recorte paulatino y porcentual de las pensiones hasta el año 2040".