Diario Vasco

Madrid, 13 mar (EFE).- El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha rechazado los seguimientos que supuestamente los Mossos hicieron a su antecesor Jorge Fernández Díaz con los que este cuerpo "faltó al deber de cumplir con la ley" y que demuestran que "políticamente estaban mal dirigidos".

En declaraciones en RNE Zoido se ha referido a la información que publica el diario El Mundo en la que da cuenta del operativo que los Mossos establecieron para vigilar al exministro del Interior tanto en sus estancias en Cataluña como en el entorno del Congreso.

"Hacer seguimientos es faltar al deber que tienen de cumplir con la ley si no están justificados o tienen orden judicial", ha recordado el ministro que ha dejado claro que este espionaje "no se debe consentir ni permitir".

Zoido ha explicado que este tipo de actuaciones demuestran que los Mossos "en ocasiones han estado mal dirigidos políticamente".

Porque, ha enfatizado, la obligación de los Mossos es "cumplir, hacer cumplir la ley y acatar las decisiones judiciales".