Diario Vasco

Pamplona, 13 mar (EFE).- El delantero balear de Osasuna Xisco Jiménez confía en reaparecer el sábado ante el Zaragoza en el estadio El Sadar después de perderse siete partidos de LaLiga 1/2/3 por una lesión muscular.

Así lo ha señalado el futbolista al término del entrenamiento de esta tarde en Tajonar, en el que ha entrenado de forma parcial con la plantilla, aunque instantes antes del partidillo ha sufrido un retorcijón en el tobillo derecho.

El jugador rojillo ha dicho que se encuentra bien físicamente y espera estar disponible para el entrenador, Diego Martínez, para la visita a Pamplona del Zaragoza.

Xisco ha sido baja durante siete partidos al sufrir a finales de enero una rotura muscular de segundo grado en el bíceps femoral de la pierna derecha, justo cuando era el máximo goleador del equipo con seis goles.

Desde entonces, Osasuna solo ha marcado 3 goles en 7 partidos y David Rodríguez y Fran Mérida han empatado en la tabla goleadora a Xisco, si bien el equipo navarro se mantiene en zona de promoción de ascenso a LaLiga Santander al haber encajado pocos goles y de hecho ha dejado la portería a cero en 4 de las últimas 5 jornadas.

La plantilla rojilla ha regresado esta tarde a los entrenamientos tras el día y medio de descanso concedido por Diego Martínez, quien probablemente también recuperará para el sábado al centrocampista barcelonés Fran Mérida y al lateral izquierdo badalonés Carlos Clerc.

Ambos jugadores, fijos en los esquemas del técnico gallego, se perdieron el partido del pasado domingo en Albacete por sendas molestias musculares, pero se espera que puedan jugar el sábado ante el Zaragoza.

Estos dos futbolistas rojillos se han ejercitado de forma individual, mientras que los titulares en el Carlos Belmonte han realizado una sesión de recuperación y el resto ha completado un entrenamiento más exigente.