Diario Vasco

Madrid, 13 mar (EFE).- La asociación de Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) ha propuesto compensar la rebaja de 0,5 puntos en el primer tramo autonómico del IRPF que ha anunciado hoy la presidenta regional, Cristina Cifuentes, con una subida a las rentas más altas para "mitigar la pérdida de recaudación en las arcas madrileñas".

En un comunicado, el secretario general de Gestha, José María Mollinedo, afirma que les resultaría "justificado" que alguien "pueda ver un interés partidista tan habitual en los años previos a unas elecciones" en este anteproyecto de ley presentado por el Ejecutivo autonómico porque "no tiene ninguna lógica quejarse de falta de financiación y bajar impuestos".

Además, Gestha incide en que el sistema fiscal de la Comunidad es el "menos progresivo de España" y que esta medida anunciada por Cifuentes "ahonda" en ese aspecto.

Al mismo tiempo, subraya que esta reducción del tipo mínimo "afectará a todos los contribuyentes, no únicamente a las rentas más bajas, puesto que se trata de una escala de gravamen acumulativa".

Los técnicos de Hacienda aseguran que todavía "existe margen para subir los tipos marginales máximos", ya que Madrid es la comunidad que presenta el más bajo de los tipos máximos, un 43,5 %, que se encuentra por debajo del 45 % de la mayoría de las regiones.

Sobre las bonificaciones en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones -15 % entre hermanos y 10 % entre tíos y sobrinos-, Gestha señala que esta medida "ampliará las diferencias en las herencias" al tiempo que se desmarca de lo recomendado por los expertos para reformar el modelo de financiación autonómica nombrados por el Gobierno de España.

Según los técnicos, las herencias entre hermanos o entre tíos y sobrinos suelen representar el 13 % del total, pero un 45 % de la cuota tributaria acumulada antes de la bonificación autonómica.

"Los principales beneficiados por la reforma propuesta por Cifuentes serán el 17 % de los que heredan más de 80.000 euros, quienes hasta la fecha están pagando el 86 % de la cuota tributaria de este grupo de parentesco, especialmente el 2,2 % de los madrileños que heredan individualmente más de 240.000 euros y que soportan más de la mitad de la cuota tributaria del grupo", añaden.