Diario Vasco

Nairobi, 13 mar (EFE).- Las elecciones de Sierra Leona resultaron en un empate casi técnico de los dos principales partidos, el gobernante Congreso de Todo el Pueblo (APC) y el opositor Partido Popular de Sierra Leona (SLPP), con el 42,7 % y 43,3 % de los votos respectivamente, lo que obliga a convocar una segunda vuelta.

La Comisión Electoral Nacional (NEC) anunció hoy los resultados definitivos en los que el partido opositor del antiguo dictador Julius Maada Bio (que gobernó el país durante tres meses en 1996 tras dar un golpe de Estado para convocar elecciones democráticas), superan ligeramente al gobernante APC del exministro de Finanzas y Exteriores Samura Kamara.

Se necesita el 55 % de los votos para ser elegido presidente sin tener que acudir a una segunda vuelta, que debería ser convocada en dos semanas a partir de hoy.