Diario Vasco

Redacción deportes, 13 mar (EFE).- El empate a cero con el que ha concluido la primera parte de la vuelta de los octavos de la Liga de Campeones entre el Manchester United y el Sevilla en el estadio Old Trafford mantiene la emoción para la segunda, después de que la ida en el Sánchez Pizjuán también terminara sin goles.

El equipo español hizo una muy buena primera media hora, con muchas aproximaciones y remates ante la meta de David de Gea, pero sin efectividad.

Un arreón final del equipo local en los últimos minutos de este período creó los primeros problemas para los visitantes, como en un remate del belga Marouane Fellaini bien respondido por Sergio Rico.