Diario Vasco

Edimburgo , 13 mar .- El exministro principal de Escocia Alex Salmond afronta presiones para abandonar el programa semanal de entrevistas que presenta en el canal ruso RT (Russia Today), después de que el Gobierno británico haya relacionado al de Moscú con el envenenamiento de un espía en el Reino Unido.

La primera ministra británica, británica, Theresa May, dijo ayer que ve "altamente probable" que el Ejecutivo ruso esté detrás del envenenamiento en Salisbury (sur de Inglaterra) del doble espía Sergei Skripal, y su hija, ambos en estado grave.

El diputado escocés del Partido Liberal Demócrata Alex Cole-Hamilton acusó a Salmond de actuar como "tonto útil" para el Gobierno ruso y dijo que "es el momento" de que renuncie a su trabajo en RT.

"Salmond ha actuado como el tonto útil (y bien pagado) para RT, y por extensión, para dar apariencia de respetabilidad del Kremlin durante el tiempo suficiente", dijo Cole-Hamilton en Twitter.

Añadió que si el exministro principal escocés "tiene control editorial de su espectáculo, como ha afirmado", debería "condenar estos acontecimientos" en alusión al envenenamiento de Skripal.

En otro programa que presenta en la emisora LBC, Salmond defendió su relación con la televisión rusa comparándola con la cadena británica BBC.

"Puedo asegurarles totalmente que RT no fue responsable del envenenamiento en Salisbury", afirmó Salmond, quien añadió que sería "como decir que alguien no aparecería en la BBC, porque el Gobierno británico está vendiendo armas a Arabia Saudí y bombardeando a personas indefensas en Yemen, como lo hacen los saudíes".

El portavoz de Exteriores del Partido Nacionalista Escocés (SNP) en el Parlamento de Westminster, Stephen Gethins, dijo que no considera "correcto" que los diputados "vayan a RT y cobren por hacerlo" y les instó a "pensar" sobre ello.

Salmond ya se enfrentó a las críticas de todos los partidos, incluido el suyo, cuando en noviembre empezó a presentar el programa de entrevistas "The Alex Salmond Show", que contó entre sus invitados con el expresidente catalán Carles Puigdemont.

En aquel momento hasta su sucesora, la actual ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, se mostró en desacuerdo.

Salmond no ocupa actualmente ningún cargo electo, después de que en las últimas elecciones generales de 2017 perdiese su escaño en el Parlamento británico debido a que el SNP pasó de 56 a 35 diputados.