Diario Vasco

Kigali, 13 mar (EFE).- Ruanda no tomará medidas que violen los derechos humanos contra Uganda, país al que Kigali acusa de maltratar a sus nacionales, anunció hoy la ministra ruandesa de Asuntos Exteriores y portavoz del Gobierno, Louise Mushikiwabo.

"Tenemos mucho en común con los ugandeses. Compartimos la misma sangre. Los ruandeses no pueden herir a los ugandeses", afirmó la ministra en una rueda de prensa en Kigali,

En diciembre pasado, al menos 45 ruandeses fueron detenidos en Uganda y acusados de participar en actividades terroristas, y otros seis que fueron deportados denunciaron haber sufrido tortura a manos de las fuerzas de seguridad ugandesas.

"Muy tristes por el comportamiento de nuestros vecinos, hemos, sin embargo, implicado a Uganda en conversaciones de alto nivel para abordar muchos asuntos, en vez de tomar venganza contra Uganda en Ruanda", agregó Mushikiwabo.

Las relaciones diplomáticas entre ambos países vecinos empezaron a tensarse el año pasado, tras las detenciones arbitrarias y extrajudiciales y la tortura de ruandeses por parte de los servicios de espionaje ugandeses.

El Gobierno de Kampala, por su parte, acusa a Ruanda de trabajar con su Policía para repatriar por la fuerza a refugiados ugandeses.

En esa escalada, Kigali sostiene que Uganda entrena al rebelde Congreso Nacional de Ruanda (RNC), liderado por el general Faustin Kuyumba Nyamwasa, quien supuestamente quiere derrocar al régimen de presidente ruandés, Paul Kagame.