Diario Vasco

Madrid, 13 mar (EFE).- El grupo socialista en el Senado ha exigido hoy al Gobierno que apruebe la ley contra la violencia infantil que la ONU pide nuevamente a España en su último informe sobre la infancia, requerimiento al que el Ejecutivo "sigue haciendo oídos sordos", en palabras de su portavoz, Ander Gil.

El senador socialista ha denunciado el poco interés del Gobierno por combatir la pobreza infantil, cuando España es el segundo país europeo con mayor tasa de pobreza en niños, y ha propuesto aprobar un ingreso mínimo vital para dotar de recursos a las familias más necesitadas.

Tras la Junta de Portavoces de la Cámara Alta, Gil ha comparecido ante la prensa para hacer ver, junto al portavoz de Familia e Infancia de su grupo, David Lucas, las "miserables y ausentes" políticas de familia del Gobierno.

Según Lucas, uno de cada tres niños está en España por debajo del umbral de la pobreza y más del 33 por ciento no pueden acceder a manutención con garantías.

"Es urgente elaborar una ley que abarque los asesinatos de niños, los abusos sexuales a menores, el ciberacoso y la violencia de género entre menores", ha remarcado el portavoz socialista.

David Lucas ha agregado que la ONU ha vuelto a "tirar de las orejas" al Gobierno no sólo por su falta de inversión en la lucha contra la pobreza infantil sino también por la carencia de una ley contra la violencia que sufren los niños.

Ha recordado que entre el 10 y el 20 por ciento de la población española ha sufrido abusos sexuales en su niñez y ha incidido en la necesidad de una actuación legislativa inminente para frenar el acoso y todos los tipos de abusos a niños.

Y ha hecho hincapié en que pese a que todas las fuerzas políticas están de acuerdo en aprobar esa ley, ni siquiera figura en la previsión legislativa que el Gobierno hace para este año.

También han apuntado los dos senadores que el Gobierno ha incumplido su anunciada Estrategia Nacional de lucha contra la pobreza para 2017-2020 y que la promesa de dedicar 5.000 millones de euros en ese período para combatir la pobreza ha quedado en que los 1.000 millones presupuestados para 2017 se han limitado a 100.

Por ello, la moción del PSOE que el Senado debatirá la semana próxima reclama un "plan de choque" contra la pobreza con medidas para corregir aspectos como el hecho de que España sea uno de los países europeos más desiguales, con un aumento de la pobreza severa en hogares con niños del 56 por ciento de 2016 a 2017.