Diario Vasco

Ammán, 13 mar (EFE).- El rey Abdalá II de Jordania aseguró hoy que la próxima cumbre de la Liga Árabe, que se celebrará en la capital saudí en abril, apoyará que Jerusalén sea la capital de un futuro Estado palestino.

Según un comunicado de la Casa Real jordana, el monarca "subrayó la importancia de coordinar y unificar las posturas árabes de cara a la próxima cumbre árabe, en apoyo de los derechos legítimos de los hermanos palestinos de establecer un estado independiente con Jerusalén Este como su capital".

Jordania ha expresado reiteradamente su preocupación respecto al estatus de Jerusalén, tras el anuncio el pasado diciembre del presidente estadounidense, Donald Trump, de reconocer la ciudad santa como capital de Israel.

El reino tiene el papel de custodio de los lugares sagrados musulmanes y cristianos de Jerusalén Este, en virtud del tratado de paz que selló con Israel en 1994.

Jerusalén Este, que los palestinos reclaman como capital de su futuro Estado, está ocupada por Israel desde la Guerra de los Seis Días, de 1967, y fue anexionada en 1980 en una decisión unilateral israelí que no reconoció la comunidad internacional.

La cumbre de los jefes de Estado de los 22 países miembros de la Liga Árabe se celebrará el próximo mes de abril en Riad, tal y como fue establecido en la pasada cita, que tuvo lugar en Jordania en marzo de 2017.