Diario Vasco

Badajoz, 13 mar (EFE).- Una mujer de nacionalidad colombiana ha ingresado en prisión por captar a una joven compatriota para explotarla sexualmente con el engaño previo de que trabajaría en el servicio doméstico.

La Policía Nacional detuvo a la mujer que había ofrecido a una joven de su país trabajar en Badajoz como cuidadora y una vez en la ciudad le obligó a que ofreciera servicios sexuales para saldar la deuda del viaje.

Según ha informado la Policía Nacional en una nota, la víctima fue captada en Colombia por una mujer para trabajar en España como cuidadora de una persona de avanzada edad.

La acusada le informó de que se haría cargo de los gastos de viaje y le facilitaría dinero e incluso joyas para no levantar sospechas en los controles fronterizos.

Tras esta situación fue trasladada hasta un piso de Badajoz, donde se le explicó que no realizaría trabajos de cuidadora, ya que la deuda contraída en el viaje debería ser abonada a través de servicios sexuales en la vivienda.

Sin embargo, la víctima logró huir de la vivienda aprovechando un momento de descuido de la ahora detenida, con la intención de volver a su país de origen.

Los hechos fueron denunciados el pasado enero en la Comisaría de Madrid-Barajas, mientras que la Policía Nacional de Badajoz logró, dentro de la operación Aitaca, ubicar la vivienda e identificar a la presunta autora de los hechos denunciados, deteniéndola el día 31 de ese mes.

En el registro domiciliario se hallaron teléfonos móviles y numerosa documentación.

La detenida, de 47 años, ha pasado a disposición judicial por un delito de prostitución y trata de seres humanos con fines de explotación sexual, y ha ingresado en prisión.