Diario Vasco

Madrid, 13 mar (EFE).- El Consejo Económico y Social (CES) considera que el Reglamento de la Ley del Voluntariado debe incluir "mecanismos para reforzar la verificación de la idoneidad de las personas voluntarias" junto a la prohibición legal de que puedan realizar esas tareas personas con antecedentes penales.

Este órgano consultivo ha aprobado por unanimidad un dictámen en el que valora el reglamento de dicha ley, aunque destaca que el voluntariado no puede suplir el ejercicio de las funciones que el Estado tiene encomendadas en el ámbito de las políticas públicas.

Además, considera que en el reglamento "debería prevalecer con mayor claridad el principio de no sustitución de funciones o servicios públicos".

"No se resuelve satisfactoriamente la diferenciación de las relaciones entre empleo y voluntariado, de modo que algunos artículos inducen a confusión respecto a la naturaleza de determinadas relaciones de prestación de servicios", matiza.

En concreto, el CES estima que el texto "no resuelve satisfactoriamente la diferenciación de las relaciones de empleo y el voluntariado, en ámbitos como el educativo o el sociosanitario".

"Especialmente importante resulta la necesidad de garantizar la calidad de los servicios en todos estos ámbitos a través de la profesionalidad de todas las personas que intervienen en ellos lo que, en opinión de este Consejo, no se resuelve con las previsiones excesivamente genéricas respecto a la formación de los voluntarios", indica este órgano consultivo.

El CES considera que el proyecto de Reglamento responde a la filosofía de la Ley del Voluntariado, aunque al regular los derechos de los voluntarios en el ámbito de la cooperación internacional para el desarrollo "podría también hacerse alusión a los derechos de asistencia y protección de los españoles en el exterior".

Respecto de las personas voluntarias menores de edad, "debería contener previsiones más concretas sobre la forma y requisitos que ha de adoptar el consentimiento de los responsables del menor".

"Es importante que el Reglamento refuerce la protección de los intereses de los menores que desarrollan actividades de voluntariado", añade.

"Respecto de la prohibición legal para ser voluntarias a aquellas personas que tengan antecedentes penales por delitos de violencia doméstica o de género, o por atentar contra la vida, la integridad física, la libertad, la integridad moral o la libertad o indemnidad sexual del otro cónyuge o de los hijos, sería preciso que el reglamento introdujera mecanismos para reforzar la verificación de la idoneidad de las personas voluntarias", señala el CES.