Diario Vasco

Beirut, 13 mar (EFE).- Unas mil personas, entre combatientes y civiles, fueron evacuadas hoy del barrio de Al Qadam, en el sur de Damasco, tras un acuerdo con las autoridades sirias que asediaban esa área, informó en un comunicado el Centro de Información de Guerra del grupo chií libanés Hizbulá.

Entre los evacuados hay 300 milicianos de la facción Soldados del Levante, que han abandonado junto con sus familias Al Qadam a bordo de autobuses y minibuses, añadió la nota.

Esas personas se dirigen ahora a la provincia norteña de Idleb, controlada casi totalmente por la exfilial siria de Al Qaeda y otros grupos.

Tras la salida de los evacuados, el Ejército sirio ha entrado en Al Qadam y ha tomado el control de los puntos que estaban en manos de los combatientes han salido.

La nota no precisa si tras esta evacuación ya no queda ninguna facción rebelde en esa zona o si hay combatientes que han optado por quedarse.

Por el momento, ni las autoridades sirias ni el Observatorio Sirio de Derechos Humanos han confirmado estas informaciones.

El Centro de Información de Guerra de Hizbulá agregó que poco después el grupo terrorista Estado Islámico (EI) se infiltró en el barrio de Al Qadam desde el distrito vecino de Hayar al Asuad, pero que fue repelido por los soldados sirios.

La aviación y la artillería de las tropas gubernamentales han atacado, además, concentraciones de los yihadistas en Hayar al Asuad y en el campo de refugiados palestinos de Yarmuk, donde han causado pérdidas en las filas del EI y han destruido un tribunal islámico de los extremistas.

Estos sucesos coinciden con otra evacuación de civiles y heridos de la región de Guta Oriental, el principal bastión opositor de las afueras de Damasco y donde el ejército sirio y sus aliados desarrollan una ofensiva.