Diario Vasco

León, 13 mar (EFE).- Alzheimer León ha desarrollado une estudio de musicoterapia cuyas conclusiones evidencian que las personas con alzheimer en fase avanzada son las que ofrecen la respuesta emocional más evidente ante la música.

Este estudio, que ha sido presentado hoy en León, está financiado por la Fundación La Caixa y forma parte del Proyecto Minerva, que agrupa talleres de musicoterapia, arteterapia y terapia Snoezlen.

En el mismo han participado 48 usuarios de Alzheimer León, a los que se ha dividido en 3 grupos atendiendo al estadio de la enfermedad: leve (18), moderado (20) y grave (10).

Cada uno de estos grupos se dividió, a su vez, de forma aleatoria en un grupo de control y otro experimental.

Los profesionales de Alzheimer León desarrollaron con el grupo de control una terapia de reminiscencia/recuerdo sin música, mientras que a los usuarios del grupo experimental se les aplicó la misma terapia pero con música.

Para ello, se emplearon canciones significativas en la vida de los pacientes, elegidas por las propias familias, que fueron desde 'Mi Carro' y 'Porompompero', de Manolo Escobar, a 'Dos Gardenias', de Antonio Machín.

La terapia de reminiscencia se convirtió en un ejercicio de recuerdo y visualizaron fotografías del artista, se leyó su biografía y se conversó sobre sus canciones.

La diferencia entre ambos grupos radicó en que en el experimental sonaron las canciones.

Todos los usuarios participaron en las sesiones con un brazalete asociado a electrodos con el objetivo de controlar determinados parámetros fisiológicos que determinaran que el cerebro estaba ofreciendo una respuesta ante un estímulo, en esta caso ante la música.

Los resultados ponen en evidencia que la intervención a través de la música genera un efecto beneficioso, especialmente en las personas con la enfermedad en fase más avanzada, según han explicado los responsables del estudio.

Así, el estudio refleja que la respuesta a estímulos en este colectivo es especialmente relevante teniendo en cuenta que es difícil que las personas de su entorno perciban habitualmente respuestas ante estímulos ejercidos.

Su respuesta emocional en esta ocasión fue "muchísimo mayor" que en los grupos en estadios iniciales y moderados, en los que habitualmente se considera que tienen más capacidad de percibir estímulos y ofrecer respuestas.

Los resultados de este estudio han sido presentados en la Conferencia Anual de Alzheimer Europa, que se celebró en Berlín a finales de 2017.