Diario Vasco

Berlín, 13 mar (EFE).- El presidente mundial del grupo automovilístico Volkswagen, Matthias Müller, dijo hoy que el comité ejecutivo discutió sobre la situación política en Cataluña y "consideró que era adecuado mantener la sede central de la marca Seat en Martorell (Barcelona)".

Müller hizo estas declaraciones en la presentación del balance de 2017, año en el que el grupo ganó el récord de 11.354 millones de euros en 2017, más del doble que en 2016 (123,5 % más).

La marca española Seat ha obtenido un beneficio operativo récord de 191 millones de euros en 2017, un incremento del 24,8 % respecto a los 153 millones de euros de 2016.

La rentabilidad operativa sobre las ventas fue en 2017 del 1,9 % (1,7 % en 2016).

El director de Finanzas, Frank Witter, dijo en la rueda de prensa que Seat todavía no está donde quiere estar en su rentabilidad pero destacó la mejora.