Diario Vasco

La Paz, 13 mar (EFECOM).- El presidente de Bolivia, Evo Morales, aseguró hoy en que en su visita a Madrid el próximo viernes se quejará ante empresarios españoles por el incumplimiento de obras en su país.

"Voy a quejarme, yo he cumplido, ellos no han cumplido", advirtió en un encuentro con medios internacionales en La Paz.

"Tengo mucho que hablar con los empresarios españoles", dijo en referencia a una reunión que espera con el empresariado durante su estancia en la capital de España.

Morales recordó que obras como las de una planta hidroeléctrica en Miguillas o una carretera en San Buenaventura fueron abandonadas por una empresa española, sin especificar cuál.

El abandono de esas obras se produjo el año pasado por la quiebra del grupo español Isolux-Corsán y el Gobierno de Morales anunció la rescisión de ambos contratos con la filial Corsán-Corviam, con el cobro de unos 151 millones de dólares en avales.

"España, me quejo, sigues perjudicándome", sentenció sobre esta cuestión, aunque a la vez comentó que espera acuerdos durante su visita, pero prefirió no adelantar detalles.

El mandatario también se refirió a la reunión prevista con el rey Felipe VI, a la que aseguró que acudirá como "invitado" con quien considera "más un amigo".

"No comparto ese sistema, pero respeto, es su derecho", comentó en referencia a la monarquía.

"Al margen del Rey, su majestad, para mí es más un amigo", apuntó sobre el jefe de Estado en España.

Según fuentes de la Casa Real española, Felipe VI recibirá al mandatario boliviano el viernes por la mañana en el Palacio de la Zarzuela, donde ambos mantendrán un encuentro en el despacho oficial del monarca.

Después Evo Morales se reunirá con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el Palacio de La Moncloa.