Diario Vasco

Madrid, 13 mar (EFECOM).- Las matriculaciones de vehículos que utilizan gas natural comprimido (GNC) como combustible en España han crecido un 112 % en 2017, hasta alcanzar las 2.332 unidades, frente a las 1.100 de las vendidas en 2016.

Así, el parque de vehículos propulsados por este tipo de combustible aumentó el año pasado un 38 % en comparación con el año anterior, hasta las 8.471 unidades, ha detallado hoy el presidente de la Asociación Ibérica de Gas Natural para la Movilidad (Gasnam), José Ramón Freire, durante la presentación del VI Congreso de la asociación, que se celebrará el 11 y 12 de abril en Madrid.

Freire ha detallado que cada año las matriculaciones de vehículos de gas natural se duplican y ha previsto que este año "se multipliquen por más de dos".

Los vehículos ligeros han sido los que han experimentado la mayor tasa de crecimiento en 2017 (159 %), seguidos por las furgonetas (31 %), los camiones de Gas Natural Licuado (GNL) (19 %), los camiones GNC (12 %) y los autobuses (18 %).

Esto significa, según Freire, que el uso de gas natural como combustible alternativo se está "dirigiendo al gran público", ya que hasta ahora estaba centrando en flotas comerciales e industriales.

A su juicio el GNL es la "única alternativa" al petróleo en el transporte pesado terrestre y marítimo.

Al mismo tiempo, ha señalado que uno de los aspectos que favorece la expansión de este tipo de combustible es la ampliación de la infraestructura de suministro, que "está despegando" actualmente en España.

De hecho, España cuenta con 124 estaciones de gas natural -o gasineras- (de las cuales 57 son públicas y 67 privadas), pero está previsto que se abran otras 80 a lo largo de este año, todas públicas, lo que supondrá un crecimiento de un 65 %.

Por otra parte, España tiene "más cisternas GNL que el resto de Europa junta" (280) y un total de 29 estaciones de carga, lo que le permite tener un conocimiento de la tecnología que, a su vez, le podría ayudar a "liderar el cambio" hacia este tipo de combustible.

Freire, que ha destacado las virtudes del gas natural como alternativa "real" para reducir las emisiones y el coste de combustible por kilómetro (según Gasnam, supone una reducción del 30 % frente al diésel y un 50 % frente a la gasolina), ha hecho hincapié en que de los 20 millones del Plan Movalt Vehículos destinados a la adquisición de vehículos de energías alternativas, aproximadamente la mitad han sido para la compra de coches de gas natural.

Este combustible también ha contribuido en un 79 % a la sustitución de los convencionales por alternativos, según la asociación.

Por otra parte, Gasnam también está involucrada en proyectos destinados a fomentar el uso de GNL en el sector ferroviario y en el marítimo.