Diario Vasco

Rabat, 13 mar (EFE).- El Gobierno marroquí advirtió hoy de que va a impedir las protestas ilegales en la ciudad minera de Yerada, en el este de Marruecos, escenario de manifestaciones sociales desde el pasado 22 de diciembre, informó en un comunicado el Ministerio de Interior.

Este departamento recurrirá a sus competencias jurídicas para "impedir la celebración de protestas ilegales" en esa ciudad y hacer frente "con firmeza a los comportamientos irresponsables".

El Ministerio de Interior acusó a algunas partes, que no citó con su nombre, de "aprovechar las reivindicaciones legitimas" de la población para incitar a los habitantes a manifestarse de forma ilegal, lo que causa "la obstaculización de la vida cotidiana en la zona".

Las protestas en Yerada estallaron tras la muerte accidental de dos mineros en un pozo de carbón clandestino y se extendieron a toda la provincia, de más de 108.000 habitantes y que tiene una de las tasas más altas de desempleo de Marruecos, con más del 24 % de paro.

El comunicado agregó que el Ejecutivo, presidido por el islamista, Saadedín Otmani, ha respondido de "forma positiva" a las demandas de los manifestantes y estableció un plan de respuesta a esas reivindicaciones, empezando con las más prioritarias.

El movimiento de protestas ha tomado el nombre de Al Hirak inspirado en el movimiento rifeño del mismo nombre y sus lideres más politizados están detenidos en la espera de su juicio.

El Gobierno marroquí presentó una estrategia que integra varias medidas, entre las que figura la inscripción de 500 mujeres de Yerada en el contingente de temporeras enviadas a la campaña de la fresa en el sur de España.

Otras medidas propuestas incluyen la contratación de los jóvenes en los polos industriales que están en Kenitra (centro) y Tánger (norte).

Yerada, a unos 60 kilómetros al sur de Uxda, fue un importante centro minero por los yacimientos carboníferos explotados desde los años 20, pero a partir de 1998 vive en una crisis económica tras el cierre oficial de las minas de carbón de la zona y la aparición de explotaciones informales de extracción del carbón con métodos caseros.