Diario Vasco

(Actualiza la NA2019 con más información)

Madrid, 13 mar (EFE).- El empresario David Marjaliza, uno de los supuestos cabecillas de la trama Púnica junto al exdirigente del PP Francisco Granados, no ha acudido hoy a su cita ante la Comisión del Congreso de los Diputados que investiga la financiación del Partido Popular por encontrarse enfermo.

Así lo ha confirmado a los periodistas el presidente de la Comisión, el canario Pedro Quevedo, a las puertas de la sala donde estaba prevista la presencia de Marjaliza.

Tanto él como Granados están citados hoy en el Congreso como parte fundamental de la investigación que se sigue en la Audiencia Nacional sobre la presunta trama corrupta en un sumario que tiene una pieza dedicada a la supuesta financiación ilegal del PP.

Un asunto sobre el que ambos se han pronunciado ya en las declaraciones que han ido prestando ante el juez.

Ante la ausencia del empresario, el presidente de la comisión parlamentaria ha suspendido la sesión hasta mediodía, cuando está fijada la comparecencia de Granados.

Según ha explicado Quevedo, el abogado de Marjaliza remitió cerca de las nueve de la noche de ayer un correo electrónico al Congreso en el que comunicaba que su cliente no podría acudir a la cita de hoy por encontrarse enfermo.

Junto al correo, el letrado adjuntaba una nota de un médico como justificante de la enfermedad, una infección en las vías respiratorias por la que precisará tratamiento durante varios días.

"Confío en que haya un parte de baja más sólido que éste que se ha enviado aquí", ha advertido el presidente de la comisión, que ha considerado "insatisfactorio" el "papelito" remitido por el abogado para justificar la ausencia de Marjaliza.

Ha precisado que, aunque "todo el mundo tiene derecho a ponerse enfermo", la comisión debe buscar un mecanismo para corroborar la veracidad de los justificantes de ausencia porque de lo contrario "se corre el riesgo de que este tipo de situaciones de generalice".

En el mismo sentido se han pronunciado las diputadas de ERC Ester Capella y de Podemos Carolina Bescansa, quienes han señalado la necesidad de averiguar si les están "tomando el pelo o no", y se han preguntado si cabría la posibilidad de sanción en caso de que se hubiera tratado de engañar a la comisión.

Marjaliza y Granados, como cualquier otro compareciente, están obligados a acudir al Congreso, tal y como establece el artículo 1 de la Ley Orgánica de Comparecencia ante las Comisiones de Investigación del Congreso o el Senado.

De no acudir, se enfrentan a una condena por un delito de desobediencia grave tipificado en el Código Penal.

La ausencia del empresario se produce un día después de que Francisco Granados no se presentara en el Juzgado de Instrucción número 3 de Madrid por la querella que interpuso contra él la presidenta de esta Comunidad, Cristina Cifuentes, porque la Policía no le localizó en su domicilio para entregarle la citación judicial.

Un argumento que no podrá esgrimir hoy ante el Congreso dado que el presidente de la comisión ha confirmado que el exdirigente del PP ha recibido la citación que le enviaron.