Diario Vasco

Estrasburgo , 13 mar .- El Parlamento Europeo (PE) dio hoy su apoyo a la continuidad de la política de cohesión de la Unión Europea, una partida cuestionada de cara al próximo presupuesto comunitario y que, para la Eurocámara, debe ser una prioridad más allá del año 2020.

El PE "aboga por una política de cohesión que continúe siendo una prioridad para la UE y que, acorde a esto, sea apoyada por un presupuesto ambicioso incluso a la luz de presiones en el presupuesto europeo", señala una resolución apoyada hoy por el pleno de la Eurocámara.

El texto, que recibió la luz verde de los eurodiputados con 488 votos a favor, 90 en contra y 114 abstenciones, destaca que la política regional y los proyectos dirigidos a reforzar la cohesión "deben mantenerse como prioridad después de 2020".

"Los efectos negativos de la crisis económica y financiera, sobre todo en las regiones de menor crecimiento, han reducido el margen de la política presupuestaria y han traído recortes en la inversión", advierte la resolución, que agrega que la política de cohesión tiene un "impacto positivo" en la creación de crecimiento y de empleo.

Hasta 83 millones de personas viven en territorios europeos que muestran un menor crecimiento aunque con un PIB cercano a la media (51 millones de europeos en regiones concretas de España, Portugal, Grecia e Italia) y en regiones pobres pero que tienen buenas tasas de crecimiento (32 millones en zonas de en Bulgaria, Rumanía, Hungría y Polonia).

La resolución de los eurodiputados agrega que la política de cohesión, que supone en torno a un tercio del presupuesto europeo, desempeña "un papel importante" en todas las regiones "rezagadas" según esta clasificación, ya que supone una porción elevada de la inversión pública en estas áreas.

"Además de inversión, estas regiones necesitan proyectos diseñados para reducir la brecha que les separa de las zonas más prósperas y ofrecer perspectivas a su población", señaló el PE en un comunicado.

La Eurocámara instó además a facilitar el acceso al crédito para las pequeñas y medianas empresas de esta zona, a impulsar la formación para reducir el desempleo entre los jóvenes y a apoyar la gestión de las administraciones regionales.

La ponente de la resolución aprobada hoy, la socialista italiana Michela Giuffrida, señaló que estas regiones menos desarrolladas "parten de una situación de desventaja" porque sus problemas se han visto acentuados por la crisis e incidió en que ayudarlas debe ser "una prioridad para la UE".

La Comisión Europea (CE) presentará el próximo 2 de mayo su primera propuesta sobre el próximo presupuesto plurianual europeo, que comprenderá el periodo entre 2021 y 2027 y por primera vez no podrá contar con la aportación británica tras el "brexit".