Diario Vasco

Estrasburgo (Francia), 13 mar (EFECOM).- El líder de la xenófoba Liga Norte, Matteo Salvini, dijo no excluir una posible salida del euro si Bruselas no modifica las reglas de la eurozona, si bien añadió que nunca se produciría "de forma aislada e improvisada".

"El euro es y seguirá siendo una moneda errónea. No hay salida aislada e improvisada posible, pero no descarto trabajar por un plan B", dijo en rueda de prensa Salvini, hasta ahora eurodiputado y compañero de filas del Frente Nacional, entre otros, en el hemiciclo europeo.

"Nuestros expertos trabajan en alternativas al euro para el caso que Bruselas solo nos dé negativas a nuestras exigencias para modificar las políticas monetarias", añadió el político de extrema derecha, bien posicionado para convertirse en el próximo primer ministro de Italia.

Salvini dijo que está dispuesto primero a sentarse en la mesa en Bruselas para que "cambien algunas normas que están dañando la vida de la gente en Italia".

El euroescéptico dejó claro que su futuro Gobierno (si consigue mayoría) desoirá "los dictados suicidas de la Unión Europea" y destacó que los ciudadanos italianos votaron en contra del "fallido" proyecto europeo.

"Los ciudadanos votaron para que se les devuelvan sus derechos y para recuperar el control sobre sus fronteras nacionales", añadió Salvini, que dijo que "los inmigrantes económicos no tienen sitio en Italia" pero sí "los que huyan de una guerra".

Según el político italiano, los ciudadanos de otros países de la Unión Europea se sumarán próximamente a la "victoria de los euroescépticos" en Italia, que, según él, es "un voto de castigo a las políticas de Merkel y Juncker, de la avaricia y de la apertura de puertas a la inmigración masiva".

Salvini acudió a la sala de prensa con una treintena de asesores y otros personal de la Liga Norte que tomaron los puestos de la prensa y aplaudieron sus intervenciones, un comportamiento que le afeó a la prensa internacional, aunque Salvini hizo caso omiso.