Diario Vasco

Eibar , 13 mar .- El jugador del Eibar Joan Jordán confía en que el choque del próximo viernes ante el Levante sea diferente al de la primera vuelta, en el que los armeros se pusieron con dos goles en contra muy pronto, si bien lograron igualar el resultado.

"Nos vinimos abajo con el 0-1, porque estábamos en un momento malo, pero estuvimos a punto de darle la vuelta", dijo, y aseguró que el del viernes será "un partido diferente".

No sabe si el cambio de entrenador de los granotas les puede "favorecer", pero señaló que "es cierto que llevaban mucho sin ganar y lo han vuelto a hacer", por lo que cree que el rival estará "con mucha confianza, porque se está jugando mucho", aunque matizó que "no más que el Eibar".

Lejos de pensar en acercarse más a los puestos europeos, Jordán cree que su equipo debe "ganar" para seguir "creyendo en el trabajo" que realiza día a día, al margen de otros objetivos más ambiciosos.

Sergi Enrich, Fabián Orellana e Iván Ramis no podrán jugar y, pese a que el catalán reconoce que son "bajas importantes", recuerda que ya dijo "al principio de la temporada" que "juegue quien juegue va a saber competir perfectamente".

Jordán también habló de lo que les pide su entrenador en cada partido: "Mendilibar nos pide que seamos valientes, que tengamos nuestra identidad y que no nos arruguemos. Quiere que vayamos siempre a por el partido con energía y positivismo".

Esta ha sido una semana intensa en cuanto a rumores de posibles salidas de jugadores al término de la temporada, pero Jordán se mostró cauto al respecto.

"Son fechas en las que se habla de estas cosas", comentó, y mostró su deseo de que "se queden en el Eibar todos los jugadores posibles" la próxima temporada.