Diario Vasco

Redacción deportes, 13 mar (EFE).- El regatista barcelonés Joan Vila, navegante del VO65 español 'Mapfre', líder de la clasificación general de la Volvo Ocean Race -Vuelta al Mundo por Etapas, revela que la séptima, entre Auckland (Nueva Zelanda) e Itajaí (Brasil), la 'reina' de esta edición, "se estudia en tierra nueve horas cada día y prácticamente estás ya como si estuvieras en el barco navegando, no las 24 horas pero casi, casi".

"La pasada etapa", comenta, "demostró la competitividad de la flota y como cualquiera de los barcos puede hacer una buena regata y obtener un buen resultado. Hasta el final no sabíamos cómo terminaría la etapa -fueron terceros- así que esperamos que la próxima sea mejor para nosotros, pero será difícil para todos".

Para Vila una de las claves de la etapa: "Estar como nos posicionemos con respecto a los vientos del Océano Sur especialmente saliendo de Nueva Zelanda, que te pueden dejar en un buena o mejor posición si aciertas. Luego, por supuesto, jugando con los frentes y las bajas presiones, tienes que estar en la latitud correcta de cara al paso de cabo de Hornos; esa es una decisión muy importante", apunta el barcelonés.

La etapa saldrá el domingo de Auckland y Vila ya lleva tiempo preparando la estrategia de la navegación de las misma. Desvela al respecto: "La preparación empieza ya antes del inicio de la vuelta con las estadísticas de cada etapa, recopilando toda la información y conocimiento local pero ahora, durante la última semana antes de la salida, es cuando empezamos a ver cómo evoluciona la meteorología en general"

"Y en el caso de esta etapa", añade, "las posiciones de los icebergs, los hielos, las temperaturas del agua, las corrientes, etc., son factores muy importantes. Damos la vuelta sobre muchos modelos meteorológicos de previsión y vamos viendo cuáles son las tendencias, afinar cuánto va a durar la etapa y puntos clave en relación a la estrategia".

"Generalmente, lo que hacemos es dividir la etapa en diferentes sectores y cada uno tiene sus tres o cuatro puntos clave en los que tenemos que tomar decisiones importantes", concreta Vila.

La preparación final en tierra, en una semana sin apenas descanso para Vila, es según comenta: "Fundamental. Si bien a bordo es más limitado, en tierra sí que puedes acceder a todo tipo de información. Contamos con Eduardo Valderas en el tema de electrónica y con Miles Seddon, que me ayuda con todos los temas de navegación".

Finaliza con una premisa importante: "En meteorología normalmente la preparación es un 90% de la clave del éxito. Sobre todo este tipo de etapas en las que hay mucha más información y más fiable es difícil pensar que se pueda hacer un buen papel sin partir con una buena información, sobre todo para la salida e inmediatamente después de ella. Estar en la parte delantera de la flota ya te da muchas opciones y ese es el objetivo".