Diario Vasco

Madrid, 13 mar (EFE).- El exconsejero madrileño Francisco Granados ha recibido hoy la citación judicial para que comparezca el próximo día 21 ante el juez por la querella que interpuso contra él la presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes, de manos de un secretario judicial a las puertas del Congreso de los Diputados.

La citación la ha recibido poco antes de su comparecencia ante la comisión de investigación sobre la financiación del PP en el Congreso cuando un secretario judicial le ha abordado en plena calle para darle en mano -como establece la Ley- la citación, una vez que ayer no se presentó en el juzgado al no haber sido notificado con tiempo, lo que obligó al juez a suspender la declaración y citarle para otro día.

Granados ha confirmado luego a los periodistas la notificación, que ha firmado, y ha comentado que el sobre venía sin dirección.

Ya en la Comisión también se ha referido a este asunto cuando ha sido preguntado por el diputado socialista Felipe Sicilia sobre por qué no compareció ayer ante el Juzgado de Instrucción número 3 de Madrid, por la querella por injurias y calumnias que interpuso contra él Cifuentes, a lo que ha respondido que no se presentó porque "era materialmente imposible" al haberla recibido fuera de tiempo.

"Que yo sepa lo que he recibido en casa, ayer, a las 10.50 fue una notificación para presentarme a las 10.30", ha explicado Granados que ha dicho que "como siempre" estará a disposición de la Justicia para colaborar.

Se da la circunstancia de que Granados se encuentra en libertad provisional por la trama Púnica con la medidas cautelares de comparecencias en el juzgado dos veces al mes, los días 1 y 15, la prohibición de salir de España sin autorización judicial y la obligación de facilitar número de teléfono y correo para estar localizado de forma permanente.

Sea como fuere, Granados deberá comparecer el día 21 a las 12.00 horas como investigado por la querella que presentó contra él Cifuentes tras su declaración ante el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón que investiga la trama Púnica.

Cifuentes se querelló contra Granados después de que éste dijera al juez García Castellón que la actual presidenta madrileña conocía una "caja B" con la que se pagaron gastos de "refuerzo" de las campañas de Esperanza Aguirre en 2007 y 2011.