Diario Vasco

Barcelona, 13 mar (EFECOM).- La Generalitat descubrió el año pasado fraude fiscal por importe de 196,8 millones de euros, una cantidad un 15,7 % superior que la aflorada en 2016, que ascendió a 170,03 millones.

En rueda de prensa, el secretario de Hacienda del Govern, Albert Castellanos, y el director de la ATC, Eduard Vilà, han destacado que desde que se puso en marcha en 2015 el plan de prevención y reducción del fraude fiscal, la Generalitat ha hecho aflorar un total de 557,26 millones.

De los 196,84 millones de euros de fraude descubiertos el año pasado, un total de 68,54 millones corresponden al Impuesto de Sucesiones y Donaciones (34,8 % del total); un total de 66,67 millones al Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (33,8 % del total) y otros 52,9 millones al de Patrimonio (26,89 %).

El resto del fraude aflorado se reparte entre el impuesto del juego, con 7,4 millones; otras figuras (807.000 euros) y la tasa turística (449.000 euros).

Castellano ha destacado que esos 196,84 millones aflorados en 2017 es la mejor cifra desde que se puso en marcha este plan contra el fraude fiscal, en 2015.

En esta línea, ha argumentado que el resultado logrado en 2017 "significa un aval muy importante al despliegue realizado por la Agencia Tributaria de Cataluña" el año pasado.

En 2017, este ente asumió mayores competencias "de ámbito autonómico" -ha dicho Castellanos- , inició un despliegue territorial en Cataluña que le ha permitido llegar a las 32 oficinas y aumentó su plantilla desde las 400 personas al cierre de 2016 a las 698 actuales.

Castellanos ha comentado que "la eficacia en la lucha contra el fraude fiscal es tan o más grande ahora que antes del despliegue" de la ATC.

Por otra parte, Castellanos ha asegurado que estos más de 557 millones de fraude fiscal descubiertos en 2017 suponen "bastante más" que el incremento del presupuesto de Educación, que ha permitido contratar a 7.000 nuevos docentes.

Este mejor resultado de la Generalitat en materia de lucha contra el fraude fiscal se produce en un contexto económico de crecimiento, que ha hecho que la Generalitat ingresara en 2017 un total de 3.534 millones de euros por los impuestos que recauda, un 10,2 % más que en 2016.

Por otra parte, Vilà ha precisado que las investigaciones de cambios de domicilio fiscal han permitido descubrir fraude por un importe de 15 millones en 2017.

La ATC lucha contra el fraude fiscal gracias a las funciones de gestión, inspección y recaudación ejecutiva que tiene asignadas.